Rebecca de Alba subastará máscaras de colibrí a beneficio de fundación

La conductora de televisión Rebecca de Alba realizará una subasta de máscaras de colibrí, intervenidas por diversas personalidades del espectáculo, el 2 de diciembre próximo, en la Ciudad de México, a beneficio de niños y jóvenes con cáncer.

En entrevista, la zacatecana dijo estar fascinada por el empeño y entrega de cada uno de los participantes de la subasta, con la que recaudará recursos para la Fundación Rebecca de Alba, que apoya a los grupos más vulnerables del país.



“Las piezas fueron hechas con papel maché de manos de artesanos mexicanos y posteriormente fueron intervenidas por personalidades como Carlos Loret de Mola, Paola Rojas, Mijares, Camila Sodi, Kate del Castillo, entre otros, que creen en la causa de la fundación”.

Detalló que la subasta se realiza en colaboración con Camino Silvestre y tendrá un carácter silencioso, no se trata de una tradicional de martilleo, esto con la intención de brindar un ambiente más relajado para todos.

Luego de la subasta en la boutique Camino Silvestre, las diferentes máscaras podrán apreciarse en ese mismo lugar del 3 al 11 de diciembre.

“Cada máscara tiene un toque personal de su diseñador, recientemente recibí la de Alejandra Guzmán y es una creación increíble, llena de colorido, con unas plumas hermosas, que reflejan totalmente lo que la intérprete es”.

Rebecca apuntó que se trata de una actividad integral que comulga con la misión tanto de su fundación como del grupo Camino Silvestre, dedicado al cuidado y preservación del medio ambiente, en especial de los colibríes.

“Los colibríes tiene un significado importante, son símbolo de buena suerte y en lo personal son mis aves favoritas, eso también me motivó mucho”.

Agregó que actualmente existe una gran necesidad de apoyo a los sectores más vulnerables del país, que no tienen los medios para recibir ayuda, por lo que la labor de la fundación no puede parar.

“Se trata de un compromiso de por vida y esto es un gran reto para mí y mi equipo, quienes también son parte de mi motivación, trabajan muy duro y en ocho años de existencia, me he percatado que nuestra labor apenas es el comienzo de lo que seguiremos apoyando”.

Compartió que al iniciar los programas de la fundación creía que ayudar a quienes lo necesitan era algo opcional y no una obligación, no obstante, al estar en contacto con los diferentes casos que se atiende, sintió que es una responsabilidad y un compromiso hacer sentir bien a otros.

Destacó el trabajo del personal con el que convive, el cual debe contar con características como sensibilidad y pasión por ayudar al prójimo, así como fortaleza para apoyar a la gente que acude a la fundación.

“Enfrentamos realidades muy complicadas, ver llegar a gente que padece cáncer y que además vive en extrema pobreza es difícil y ante esta situación ofrecemos una atención completa que integra al afectado y a su familia para que obtengan un mejor beneficio”.

Esta dinámica de trabajo ha dado una gran satisfacción a la también modelo, quien cierra este 2015 contenta con su labor y ya prepara las actividades para el año próximo.

“Para el 12 de diciembre programamos la posada anual y así cerramos actividades este año, para el 2016 llevaremos la gran venta a beneficio de la fundación fuera de la Ciudad de México, la nueva sede a conquistar es Guadalajara”.

Finalmente, hizo un llamado a la población en general para concientizarse sobre el cáncer: “Es una enfermedad que no distingue sexo, edad o situación social y la prevención es fundamental para salvar vidas”.