Piel más suave con mascarillas y tratamientos en casa

Que tu rostro esté suave, terso y luminoso es el objetivo que buscamos con los trucos que te contamos hoy. Son tratamientos naturales, mascarillas caseras que tú misma puedes hacer de manera fácil y rápida para que la piel de la cara resplandezca llena de suavidad y belleza. Todo con ingredientes naturales. ¿Quieres conocer cómo tener una piel siempre suave? No te pierdas nada de lo que viene a continuación.



Mascarilla de huevo y pepino
El primer truco consiste en aplicar sobre la cara una mascarilla confeccionada con un huevo, medio pepino, una cucharada de aceite y otra más pequeña de vinagre de manzana. Debes hacer una mezcla de todos los ingredientes (del huevo sólo con la yema) y aplicar sobre la cara con un algodón. Deja actuar durante un cuarto de hora y aclara con agua tibia, seca a toques, suavemente, y date la crema hidratante que uses normalmente. El huevo será quién aporte suavidad y tersura al rostro, el pepino y el vinagre te ayudarán a eliminar impurezas y el aceite te proporcionará una gran hidratación. Hazlo una vez por semana para comprobar los resultados.

Mascarilla de avena
La avena es un ingrediente perfecto para suavizar tu piel. Si la mezclas con miel y con leche (entera si tienes la piel seca o desnatada si es grasa) los resultados serán espectaculares. Para hacer esta mascarilla junta todo en un bol y remueve hasta que consigas crear una masa sin grumos. Limpia bien tu rostro antes de ponértela, con limpiador y tónico, y aplica sobre la piel. Si haces un pequeño masaje la avena ejercerá efecto exfoliante. 15 minutos, retira con agua templada y ponte crema hidrante. Tu rostro recuperará la suavidad y luminosidad perdida y gracias a la avena también podrás eliminar imperfecciones como puntos negros y espinillas.

Deja un comentario

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Close Menu
A %d blogueros les gusta esto: