Bunbury y su Libro de las Mutaciones

Vuelve Bunbury con un nuevo trabajo, este Libro de las Mutaciones un repaso en formato reposado, que no desenchufado, a buena parte de su repertorio . El cantante zaragozano tiene a sus espaldas un buen número de álbumes en directo, quizás ninguno supo captar la magia y pasión de sus directos tan bien como aquel Pequeño Cabaret Ambulante, pero ha seguido publicando de prácticamente todas sus giras un recuerdo en forma de grabación en vivo. No obstante este Libro de las Mutaciones funciona más como disco de revisiones de sus propios temas que como un directo al uso. Y el hecho es que funciona realmente bien.

El álbum es un repaso muy ecléctico y acertado por su ya larga carrera, pasando desde canciones más clásicas de Héroes, hasta canciones más escondidas de su repertorio como aquellas rescatadas del genial disco a medias con Nacho Vegas o las canciones escritas para Raphael. Es cierto que más de uno echará de menos algún tema, no hay ninguno del Huracán Ambulante, pero la realidad es que el elenco de canciones parece bastante acertado.

Como bien indica el título, las canciones aquí, mutan hasta encontrar un nuevo enfoque, y en la mayoría de los casos ese nuevo enfoque funciona rematadamente bien. En el disco hay una presencia muy alta de guitarras acústicas, como no podría ser de otra manera, percusiones, rhodes, sección de coros femenina etc. en general las canciones son tratadas con mimo, bajando su tempo, revistiendose de detalles aquí y allá, y transmitiendo una sensación general de calidez muy lograda,

El Libro de las Mutaciones se abre con “Ahora”, una de esas grandes canciones que nos regala a veces el maño, y que se incluía en el primer disco de aquel maravilloso El Tiempo de las Cerezas que compartió con Nacho Vegas, aquí la canción toma la importancia y grandeza que merecía, el formato le sienta como un guante. Tarda poco en caer la primera de Héroes del Silencio, y además una de sus buques insignia “La Sirena Varada”. Merece la pena detenernos con las canciones de Héroes. La primera escucha de estos temas puede resultar extraña, tantos años oyéndolas de la misma manera con esa fuerza característica, las guitarras llenas de distorsiones y delays, etc. pueden hacer que las versiones nos choquen al principio, pero cuando nos adaptamos al sonido del álbum la verdad es que todas funcionan bastante bien. La ya citada “Sirena Varada”, es un manto musical muy reposado donde Bunbury va recitando, más que cantando, uno tras otro los versos del clásico. “El Camino del Exceso” encuentra una nueva vida con esas percusiones, esas guitarras dobladas, y ese órgano marciano probablemente siendo una de las que salga mejor paradas del repertorio su antiguo grupo. Pasan también “Avalancha”, “La Chispa Adecuada” con Leon Larregui y “Mar Adentro” otra de las mejores con una Bunbury a la voz realmente inspirado y una soberbia batería de esa gran mano derecha que tiene Bunbury en Ramón Gacías.

Las canciones más recientes, son quizás las que menos han cambiado y por ello las que menos sorprendan. El algo irregular Palosanto deja caer aquí sus, probablemente, dos mejores canciones “Los Inmortales” y “Más Alto que Nosotros solo el Cielo”. Hellvile Deluxe está bien representada con una genial “Hay Muy Poca Gente” y en especial con “Porque las Cosas Cambian”, una de las mejores todo el disco con la fantástica Carla Morrison colaborando a las voces y un aire latino que le sienta de maravilla a la canción superando incluso a la original. Pero si hay una canción que sobresale del resto esa es “Planeta Sur”, la canción que formaba parte del debut de Bunbury en solitario, cuenta aquí con la colaboración de Vetusta Morla como banda de apoyo, con Pucho ejerciendo como segunda voz. La canción se muestra como un delicado medio tiempo muy en la línea de los temas de Mapas de Vetusta Morla, llevando la canción hasta una nueva dimensión de una belleza realmente patente, con una cierta fragilidad transmitida por esas acústicas y los coros de Pucho, y un ligero deje americano con el fantástico trabajo de Guille con el banjo. Lo mejor del disco y desde ya, una de las mejores canciones del repertorio de Bunbury, y eso es mucho decir.

En definitiva, un disco que aporta mucho más de lo que se podría esperar, no es un unplugged al uso, sino una oportunidad que Bunbury ha utilizado para repasar buena parte de su carrera y dar una vuelta de tuerca a sus canciones. Ha sabido trabajarlas y ha salido victorioso de todas ellas.

Ya sabemos que con Bunbury no hay medias tintas, o se le ama o se le odia, y es una pena porque lleva un buen tiempo haciendo algunos discos realmente interesantes, intentando encontrar la canción perfecta, reinventándose cuando ya no cree en algo y consiguiendo aciertos tremendos como fueron Hellvile Deluxe o Las Consecuencias, también otros discos no tan redondos con el último Palosanto, pero aportando siempre un sello propio que nunca va exento de calidad. Probablemente sea uno de los mejores artistas de este país, aunque muchas veces nuestros prejuicios no nos dejen verlo, si eres de esta última opinión dale una oportunidad a El Libro de las Mutaciones, quizás te sorprenda.

Cobos.tv © 2015 Frontier Theme