Kalimba disfruta las coreografías con Kabah y OV7

El cantautor mexicano, Kalimba, dijo que reintegrarse temporalmente al grupo OV7, como parte de la gira con Kabah, ha sido una gran experiencia, pues además de convivir con sus compañeros, disfruta ejecutar cada una de las coreografías.

“Hay dos coreografías que ni siquiera tuve que ensayarlas porque un día la Güera (Erika) me dijo: ‘Negrito, vamos a bailar Calendario de amor y Susanita’. Yo le dije: ‘no me acuerdo’. Y de pronto, mi cuerpo se acordó de todo lo que hacíamos, me sorprendió mucho mi memoria muscular”, contó.



Aunque éstas ya las dominaba, Kalimba sí tuvo que aprenderse 17 nuevos bailes durante una semana.

“Fue una experiencia riquísima, un trabajo de cuatro horas diarias que me dio buen resultado, porque son coreografías de vanguardia”, destacó el cantautor, quien este miércoles participó en la 21 entrega del Juguetón.

Estar al lado de Lidia, Erika, Ari, Mariana, M’Balia y Óscar es como estar en Navidad, añadió, “así, como cuando te reencuentras con tus primos y familiares que no ves cotidianamente”, expresó.

“Yo crecí con ellos y recuerdas cosas de cuando te picaban el ombligo, te jalaban las orejas, el pelo. Entre todos lloramos, reímos; hubo noviazgos, rupturas, fracasos, victorias, de todo. Cuando los vi, automáticamente me sentí en familia, nos amamos mucho y hemos hecho una química maravillosa con los Kabah”, destacó.

Prometió que el 28 de enero será un día espectacular para todos los fans, pues ese día, después de varios años, estarán juntos todos los OV7, ya que se integra Lidia Ávila, luego del nacimiento de su hija Lidia.

Informó que se presentará en los siguientes conciertos que se lleven a cabo en el Auditorio Nacional, pero no en el resto de la gira por México, debido a que su agenda como solista le impide permanecer más tiempo con el grupo.

“Estoy por cumplir varias fechas de mi tour ‘Cena para desayunar’, así que no podría estar con ellos todo el tiempo”.

Respecto a la gira “Más negro de lo que pensabas”, que había programado en octubre pasado al lado de Samo, que fue cancelada, explicó que se debió a que no quisieron ofrecer al público un espectáculo mediocre, además de que los tiempos tampoco coincidieron.

“Estuvimos muy ocupados y nos ganó la emoción. Samo y yo nos queremos mucho, nos admiramos y teníamos ganas de subir juntos al escenario. Aún las tenemos, pero no es el momento indicado, y para los dos fue un poco triste”.

Kalimba consideró que no calcularon los proyectos que en lo individual tenían y que el tiempo era limitado.

“Pudimos subir al escenario y ofrecer algo mediocre, pero no lo quisimos hacer. Sin embargo, no descartamos hacerlo en un futuro, no es algo que se haya acabado. Ojalá que con el tiempo suceda, así como ocurrió con OV7”.

Por lo pronto, aseguró que continuará dentro de las filas de la televisora Azteca y que la próxima semana comenzará a escribir los temas que incluirá en su próximo disco.

“No tengo idea de lo que haré, prefiero dejar que el disco hable solo. No he pensado en colaborar con alguien todavía, pero sí sé que será una continuación de ‘Cena para desayunar'”, concluyó el artista.

Deja un comentario

Close Menu