Cinco mitos falsos sobre el amor verdadero

El amor verdadero también está lleno de mitos falsos que en muchas ocasiones, se comunican en un contexto cotidiano y que pueden hacernos tener una visión distorsionada de este sentimiento universal. ¿Cuáles son los mitos falsos del amor verdadero?

Ya no hay amores para siempre
Esta es una de las creencias más arraigadas actualmente. La de creer que el “amor dura lo que dura”. Que haya un alto número de divorcios y separaciones no significa que no existan parejas que llevan juntas toda una vida y que con su ejemplo muestran que la consolidación del amor verdadero es posible.
No hay finales felices
Los finales de cuento y los dulces cierres de películas son una utopía ya que en la vida no existen estos finales felices (el único final real de la existencia es la muerte). En realidad, un final feliz en el amor es una continuación de esa historia que se renueva día a día.
El amor es sencillo
Otro de los mitos falsos es creer que cuando conoces a tu media naranja todo fluye casi de forma automática entre tú y esa persona especial a la que has estado esperando durante mucho tiempo. Por alta compatibilidad que exista entre dos personas, el amor es complejo. Así lo muestra, por ejemplo, la adaptación a la convivencia del primer año compartiendo piso.
El amor es emoción
Muchas personas vinculan el amor con la emoción de estar en una nube casi constante. En realidad, el amor verdadero también tiene muchas dosis de serenidad y de paz interior. Este sentimiento surge de modo natural cuando existe el convencimiento de haber encontrado a una persona a quien se quiere de un modo incondicional.

Fe ciega en el destino
No existe el destino entendido como una especie de fe ciega en el determinismo de aquello que la vida tiene preparado para nosotros. Ver una explicación mágica en algunas coincidencias puede traer consigo consecuencias negativas.

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *