El pop y el rap triunfan en los Grammy

El paso oficial de Taylor Swift de la música country al pop con su éxito multiplatino 1989 le mereció a la cantante su segundo Grammy el cual recibió el máximo galardón de la noche: álbum del año.

Swift estaba en shock cuando se anunció que había ganado el máximo honor, superando a Kendrick Lamar, Chris Stapleton, Alabama Shakes y The Weeknd. La vocalista usó su discurso de aceptación para alentar a las jóvenes que puedan sentirse derrotadas o desalentadas por otros. “Va a haber gente allá afuera que tratará de socabar tu éxito o atribuirse el mérito de tu fama. No permitas que esa gente te desvíe”, dijo la intérprete de That’s What People Says.

Swift ganó el Grammy al álbum del año en 2009 por Fearless. El lunes obtuvo tres trofeos en el Staples Center de Los Angeles, incluyendo mejor álbum pop vocal y mejor video musical por Bad Blood.

El grupo de southern soul, Alabama Shakes también ganó tres premios mientras Kendrick Lamar fue el gran ganador de la noche con cinco gramófonos, llevándose los premios al mejor álbum de rap por To Pimp a Butterfly, así como a mejor interpretación de rap, canción de rap, interpretación de rap y video musical. Además tuvo un buen momento cuando subió al escenario para actuar.

Lamar comenzó su número luciendo golpeado, esposado, con cadenas alrededor de las manos y una magulladura en el ojo. Pasó a fusionar rap, jazz, reggae y sonidos africanos de una manera imponente mientras rapeaba The Blacker the Berry e interpretó apasionadamente el tema nominado al Grammy Alright. Terminó con un mapa de Africa y la ciudad de Compton -el poblado californiano donde se originó el rap gansta- impreso en él.

Mark Ronson y Bruno Mars ganaron dos premios por el tema Uptown Funk, incluyendo el de grabación del año. Ronson reconoció a Prince, James Brown y George Clinton como líderes del funk.

Mars presentó el número de Adele, quien cantó All I Ask, que escribieron juntos. Estuvo acompañada por un pianista, pero hubo problemas de audio y al parecer eso afectó su interpretación. “Hubo un breve problema técnico de 5 a 8 segundos que estuvo fuera de nuestro control”, dijo un vocero de la cadena CBS, que transmitió la ceremonia.

Justin Bieber comenzó cantando bien Love Yourself con una guitarra pero tuvo problemas para alcanzar las notas al final. Pero Bieber también tuvo su momento estelar: ganó su primer Grammy el lunes, a mejor grabación dance, por Where Are U Now con Skrillex y Diplo.

Por los latinos, Pitbull y Natalia Lafourcade empataron como premio al mejor álbum latino de rock, música urbana o alternativa por Dale y Hasta la raíz, respectivamente. Ricky Martin se impuso en la categoría de mejor álbum de pop latino con A Quien Quiera Escuchar (Deluxe Edition).

Otro mexicano ganador fue el baterista Antonio Sánchez, quien fue premiado por la banda de sonido de la película Birdman y el panameño Rubén Blades, junto con Roberto Delgado & Orchestra ganó el premio de mejor álbum latino de música tropical con Son de Panamá.

Las presentaciones

B.B. King fue recordado con una emocionante interpretación de The Thrill Is Gone en las voces y guitarras de Chris Stapleton, Gary Clark. Jr y Bonnie Raitt.

The Hollywood Vampires, un “supergrupo” integrado por Johnny Deep, Alice Cooper y Joe Perry, ofreció su primera actuación televisada y rindió homenaje a Lemmy Kilmister de Motorhead. Stevie Wonder, acompañado por el grupo a capela ganador del Grammy Pentatonix, cantó That’s the Way of the World en honor a White, mientras que miembros de los Eagles y Jackson Browne interpretaron Take It Easy para Frey en el Staples Center.

Las colaboraciones fueron un tema recurrente en la gala de los Grammy: Carrie Underwood cantó con Sam Hunt; Ellie Goulding con Andra Day y Lovato, Legend, Luke Bryan y Tyrese con Lionel Richie en honor este icono de la música.

Pero, de acuerdo con los expertos, la diva Lady Gaga se llevó los vítores. Su homenaje al desaparecido David Bowie dejó a todo el mundo de pie admirando la voz y la versatilidad de la cantante que hace pocos días sorprendió a muchos entonando el himno nacional de Estados Unidos en el Super Bowl.

Pitbull cerró la gala con una colorida interpretación de su éxito “El taxi” y la sorpresiva participación de Sofía Vergara, quien lo acompañó bailando en el escenario. El músico menciona a la actriz colombiana en el tema bilingüe.

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *