Winona Ryder sella su vuelta a las grandes ligas con nueva comedia

La actriz estrena en enero en EE.UU. The dilemma, coprotagonizada por
Vince Vaughn.

Ampliar Hollywood tiene una predilección por las historias de regresos, y
Winona Ryder (39) es la última en sumarse a esa lista. En estricto rigor, la
resurrección de su carrera -tras el bochornoso incidente que protagonizó en
2001, cuando fue sorprendida robando en una tienda- ya había comenzado
hace unos años, con varios papeles secundarios en cintas independientes,
y otros tantos en taquillazos como Viaje a las estrellas. Pero es cierto que
2010, o más bien 2011, pareciera ser su año.

Todo, en parte, gracias a que el 14 de enero se estrena en Estados Unidos
The dilemma, su primer protagónico de alto perfil desde La herencia de
mister Deeds (2002), la última película que alcanzó a filmar antes de su
colapso. Se trata de una comedia donde comparte pantalla con dos de los
nombres más cotizados del humor estadounidense actual: Vince Vaughn y
Kevin James, bajo la dirección de Ron Howard (Una mente brillante). “Ella
realmente persiguió el papel. Inmediatamente quiso leer con Vince. Y es
estupendo cuando alguien de su altura accede voluntariamente a algo así.
Básicamente, la contratamos inmediatamente”, contó el director a revista
Elle.

Pero esa es solo la última señal prometedora. La semana pasada recibió
una nominación al premio del Sindicato de actores de la pantalla (SAG) por
su rol en el telefilme When love is not enough: The Lois Wilson Story, sobre
la fundadora de alcohólicos anónimos. Claro que Ryder dice que parte de
su escasez de roles ha sido voluntario. “Prefiero no trabajar que hacerlo en
algo que no me convence. Lo hice un par de veces, y creo que lo puedes
notar en mi interpretación”, dijo a la revista Elle.

La actriz abrió la buena racha con un pequeño pero alabado rol en El cisne
negro, que debuta en salas locales el 27 de enero. Y lo hace con un papel
que llama a las comparaciones con la vida real. Porque allí encarna a una
veterana bailarina que es reemplazada por la nueva y joven estrella del
ballet, interpretada por Natalie Portman, una actriz que comparte muchas de
las cualidades que se asociaban con Ryder en su mejor momento en los
90. La misma protagonista de El hombre manos de tijera ha reconocido las
similitudes. “Me pareció que era un paralelo entretenido. Ser reemplazada
por la chica joven definitivamente pasa en Hollywood. Tengo la edad sobre
la que me advirtieron toda la vida”, admitió la actriz en el número de enero
de la revista GQ.