“Al final del Arcoiris”, una obra para recordar a Judy Garland

Con el público de pie y con un nutrido aplauso, la puesta en escena Al Final del Arcoiris se reestrenó la noche de este jueves, ahora en el Foro Shakespeare, donde el acercamiento con el público es más directo.

La actriz Alejandra Desiderio destacó que el montaje aborda los últimos momentos de la gran estrella del cine, Judy Garland, desde el punto de vista más humano, desde sus debilidades y sus miedos, desde el punto de vista de mujer, más allá de la huella que dejará como actriz.



“El público tiene que venir, porque es encontrarse con muchas de las cosas que suceden en el teatro como género, desde las emociones y sentimientos, desde llorar y reírse de uno mismo, hasta entender que no todo es como uno cree, porque hablamos de una gran mujer como Judy Garland”, describió.

La actriz, quien interpreta a la protagonista de la cinta El Mago de Oz, abundó que la obra desnuda lo que le ocurrió a Judy Garland entre cuatro paredes.

“Una mujer que a pesar de su grandeza artística, tenía pánico escénico, pisoteada por sus parejas y explotada por su madre, una mujer que sólo pedía recibir un abrazo y abandonarse del mundo que le rodeaba”, detalló.

De acuerdo con Alejandra Desiderio, indirectamente se rinde tributo a la actriz, pues “aunque la obra no lo dice como tal, la obra sí muestra al público, pero no se pretende que sea sólo a la figura de Judy, sino también es una puesta que intenta sacudir y cimbrar al espectador”.

Descartó sin embargo que la obra pretenda dejar un mensaje al final, sino simplemente mover las entrañas de los espectadores “porque es un drama de la vida real, basada en una obra inglesa sobre Judy”.

La histriona informó que la puesta estará todos los miércoles de abril a partir del próximo 30 de marzo.

“Venimos por cuatro funciones y ya nos extendieron el tiempo y esperamos que haya mucho Arcoiris para rato, incluso estamos viendo si podemos llevarla al interior de la República”, puntualizó.

A su vez, Mario Sepúlveda dejó en claro que la música es una forma de reforzar los estados anímicos de Judy Garland, sin caer en un musical dramático, aunque consideró que “la obra podría no tener canciones y sería igual de rica”.

Subrayó que además del estreno de la obra, la producción estrena también la escenografía, pues la idea es sorprender a quienes vengan a verla.

“Por sí misma es dramática, salvajemente divertida, con un texto poderoso, nos muestra a una mujer con el corazón roto, que no pierde el sentido del humor y que afronta los meses finales de su vida mediante sus últimos conciertos”, agregó.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *