Consternado, Lalo “El Mimo” evita a medios en funeral de “Chatanuga”

El actor y comediante, Eduardo de la Peña, mejor conocido como “El Mimo”, rompió en llanto y evitó hablar con los medios de comunicación al llegar a la funeraria para dar el último adiós a los restos mortales de su amigo y compadre, Pedro Weber Sánchez, “Chatanuga”.

Luego de descender de su automóvil, pidió disculpas por no poder articular palabra sobre el fallecimiento de “Chatanuga”, y apresuró el paso para dejar que su hija, Maricarmen de la Peña, hablara por él.



“Tuvimos la oportunidad de visitar a mi tío Pedro hace tres semanas, tenía un ánimo espectacular a pesar de que no estaba bien, estuvimos con él, pasamos una tarde bonita y sabíamos que no íbamos a volver a verlo; mi tío fue quien me regaló mi primera muñeca”, dijo.

La actriz destacó que la convivencia con Pedro Weber fue tan estrecha que vivían casa con casa: “gracias a Dios dejó de sufrir, porque fueron años de hospitales y agonía, ya no era vida; él falleció de una insuficiencia cardiaca y respiratoria, pero tenía cáncer de próstata, y todo se juntó con la edad”, expresó.

Subrayó que falleció en la tranquilidad de su hogar, en paz y gozando de la presencia de sus hijas y sus nietos. “Él tenía la esperanza de seguir trabajando, de aliviarse y estar en algún proyecto; lo cierto es que dejó su testamento en orden”.

Maricarmen de la Peña dijo: “mi padre es el único que sabe los secretos de mi tío, pero ya lo vieron, no tuvo fuerzas para hablar de su compadre; sí le pegó la noticia, porque el tío Pedro fue su primer amigo en México, inseparables en películas y novelas; incluso recogimos su Diosa de Plata, fue mucha vida juntos”, finalizó.