Reflexión: El Sajino y el Venado

Un sajino al observar que el puente de palos que cruzaba el rio estaba a punto de colapsar, de inmediato trató de solucionar el problema atando todos los palos.
Mientras realizaba esa prevención, pasó por allí un venado, y al observar que el sajino no estaba realizando el trabajo adecuado, se acercó hacia él y él dijo: “de nada sirve que prevengas un problema que te va durar un momento, ya que de todas maneras se va destruir con la fuerza de todos cuando transitemos por el decaído puente” y el sajino le contesta: “¿Por qué en vez de criticarme no aportas alguna idea para solucionar este problema que nos afecta a todos?”
Y la primera idea que se le ocurrió al venado, fue reconstruir el puente cambiando todos los palos arcaicos por nuevos, y el sajino compartió esta idea del venado, y así ambos personajes procedieron a realizar dicho trabajo, dejando de lado sus discusiones.
“”Cuando alguien no hace bien las cosas, la intención no es criticarlo, sino que debemos aportar ideas para que realice un trabajo mejor””.

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *