El caso de Brendan Dassey en Making a Murderer debe ser revisado

La confesión de un preso de Wisconsin presentada en la serie documental de Netflix Making a Murderer fue obtenida inapropiadamente y debería ser enjuiciado nuevamente o liberado, dictó un panel de tres jueces el jueves.

Brendan Dassey fue sentenciado a cadena perpetua en 2007 por la muerte de la fotógrafa Teresa Halbach ocurrida dos años antes. Dassey dijo a los detectives que ayudó a su tío, Steven Avery, a violar y matar a Halbach en la chatarrería de la familia Avery en el condado de Manitowoc. Avery también fue sentenciado a cadena perpetua en un juicio diferente.

En agosto un magistrado federal concluyó que los investigadores forzaron a Dassey, quien ese entonces tenía 16 años y problemas de aprendizaje, para que confesara y anuló su sentencia. El Departamento de Justicia estatal apeló el fallo ante la Corte de Apelaciones del Séptimo Circuito, una medida que mantuvo a Dassey, de ahora 27 años, tras las rejas en espera del resultado.

Un panel de tres jueces del Séptimo Circuito, con sede en Chicago, refrendó el fallo del magistrado para que se anulara la sentencia de Dassey. Wisconsin puede apelar ante la Corte Suprema y pedir la revisión de todo el Séptimo Circuito o volver a enjuiciar a Dassey dentro de 90 días.

Johnny Koremenos, vocero del fiscal general de Wisconsin Brad Schimel, dijo que la oficina espera pedir la revisión de todo el Séptimo Circuito o de la Corte Suprema, y que la decisión errónea de hoy sea revertida.

El panel de jueces no estuvo unánimemente de acuerdo. Los jueces Ilana Rovner y Ann Williams acordaron pedir que se anulara la sentencia, pero David Hamilton disintió. En la opinión de la mayoría Rovner dijo que ninguna corte razonable podría haber tenido confianza en que la confesión de Dassey fue voluntaria. Y mencionaron las falsas promesas y la manipulación el deseo de complacer de Dassey, entre los múltiples factores que crean dudas sobre el caso.

Hamilton, escribió: “La decisión de la mayoría sienta un nuevo precedente y plantea dudas serias para la policía y los fiscales. Pone en duda técnicas estándar de interrogatorio que las cortes han encontrado permisibles en múltiples ocasiones, incluso en casos que involucran a menores de edad”.

Avery y Dassey afirman que fueron injustamente acusados por la policía que supuestamente estaba molesta con Avery por demandar al condado de Manitowoc por una sentencia injustificada, derivada de otro caso de abuso sexual. Avery pasó 18 años en prisión por ese caso antes de que las pruebas de ADN demostraran que no había cometido el crimen. Ahora busca una apelación en una corte estatal.

Los casos de Avery y Dassey generaron atención internacional en 2015 después de que Netflix estrenó Making a Murderer, una serie documental dirigida por Moira Demos y Laura Ricciardi sobre la muerte de Halbach, que llevó a nuevas investigaciones y juicios. Las autoridades que trabajaron en los casos insisten en que el documental es tendencioso.

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *