Mauricio Ochmann y Odin Dupeyrón en la obra de teatro Lucas

Los asistentes de la obra Lucas experimentaron desde la sorpresa hasta la risa y la reflexión.

La puesta en escena de Odin Dupeyrón se presentó anoche en el Auditorio Citibanamex ante 3 mil 500 personas (cifra oficial) que rieron a carcajadas desde los primeros minutos.

Esta propuesta no tiene miedo de explorar los roles impuestos por la sociedad con un humor ácido, pero profundo que a veces se acerca al drama.

La trama habla del amor, la atracción sexual y los géneros impuestos por la sociedad en el contexto del México de los 90 que vive la revolución sexual.

El estilo contestatario y directo de Dupeyrón domina en esta trama sobre un artista plástico gay (Odin) que le renta un cuarto a su amiga Inga (interpretada por Érika Blenher).

David (Mauricio Ochmann) es un amigo más joven que pasa mucho tiempo en el departamento y actúa como el catalizador de la acción.

Las cosas se complican con un extraño suceso médico que implica la visita de un Lord inglés y una recompensa de dos millones de libras.

Blenher y Ochmann muestran sus tablas en actuación y brillan cuando sacan la vena cómica.

Mientras que el personaje de Inga carga más con la comedia ligera y el albur, Dupeyrón y Ochmann traen el aspecto dramático e íntimo de la obra que la hace apta para mayores de 12 años. Los actores mostraron dominio del material y libreto.
Notas Relacionadas

La acción se concentra en el penthouse de Lucas. La escenografía es sencilla y saca el máximo provecho de la iluminación para marcar los momentos de comedia y tensión.

Las pantallas a los lados del escenario facilitaron que las personas en los asientos más alejados disfrutaran de la acción.

En los primeros momentos de la puesta en escena el micrófono de Dupeyrón pareció estar apagado, pero el problema se solucionó rápido.

Dupeyrón escribió la obra hace 22 años. Bajo su dirección, esta versión recuperó dos escenas que no estaban en la producción original.

En esta ocasión la obra se presentó sin intermedio, con una duración de dos horas y media.

Ésta fue la única presentación de Lucas en la Ciudad, la cual ya se presentó en el Auditorio Nacional

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *