¿Que hacer si tienes una pareja abrumadora?

Aaaaaaaah, esa sensación de encontrar una pareja que te escucha, pone atención a los detalles y eres su centro de atención. Suena muy bien para ser verdad, ¿no? Pues resulta que podría serlo. En otras palabras, ¿cómo saber que no es una persona que podría abrumarte?

Te desmotiva en actividades que no lo incluyen
Esto empieza con algo pequeño, como motivándote a cancelar tu reunión entre amigas para que “hagan algo juntos.” Pero ésta es la punta del iceberg. Al principio te sentirás halagada, pero significa que te quiere sólo para ti para que no tengas algo más fuera de él.

Disfraza su crítica destructiva
Conoce tus debilidades porque es tu pareja, pero cuando empieza a usarlas en tu contra, estás en problemas. En ocasiones, en lugar de apoyarte, empieza a cuestionarte de más o a traer temas que no te harán sentir más confiada.

Siempre le debes algo
Digamos que te robaron el celular, pero no tienes dinero para comprar otro. Tu pareja se ofrece a prestarte el dinero porque lo necesitas y porque puedes pagarle poco a poco. Resulta que ese grandioso gesto de amabilidad es tan sólo una técnica para manipularte. Te hace dependiente de él y con ello puede chantajearte.

Te aísla de tu familia y amigos
Este es el proceso que el abrumador maneja perfectamente. En lugar de apoyarte para que salgas con tus amigos o vayas a ver a tu familia, busca la forma de enfatizar sus defectos para que pases cada vez menos tiempo con ellos.

Te hace dudar de ti misma
Esta es una forma de manipulación en la que básicamente te hace dudar de tu salud mental, pero puede suceder en formas sutiles. Dejas el celular en la mesa, y de repente desaparece. Buscas por todos lados y, de la nada, tu pareja lo encuentra diciéndote que siempre estuvo en la mesa. ¿Y entonces? ¿Estás loca? ¿Estuvo ahí todo el tiempo? Definitivamente es algo que un manipulador haría para hacerte dudar de ti misma, para creer más en él.

Vigila tus redes sociales
Esto suena obvio, pero hay gente que no sólo vigila tus redes, sino que haría hasta lo imposible para conocer tus contraseñas y checar tu teléfono y computadora. Por ejemplo, te preguntará sobre tus contactos, cómo los conoces, qué piensas de ellos, etc. Pero no lo hace para conocer más a la gente que te rodea, sino para saber cómo manipularte mejor.

Es tan difícil reconocer patrones destructivos desde dentro, especialmente en una relación, pero tienes que dejar de justificar a la gente primero.

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *