No veas el eclipse evita la ceguera

eclipse total de sol, que se podrá ver de costa a costa en Estados Unidos este lunes, ofrecerá un espectáculo único e impresionanteque sin duda dejará una marca permanente en nuestras memorias cuando se reemplace el brillante cielo de verano con una oscuridad total. Pero si no tomamos las precauciones adecuadas, también puede dejar una marca permanente en nuestras retinas.

Ante la gran expectativa y el entusiasmo que ha provocado este fenómeno atmosférico entre millones de estadounidenses, expertos están pidiendo a las personas que no se dejen llevar por la emoción y que tomen las precauciones necesarias del caso para no sufrir daños irreversibles en los ojos que pueden terminar, incluso, en pérdida de la visión.

Para aclarar un poco el desconocimiento y la confusión que existe sobre el tema conversamos con un médico internista del área metropolitana de Nueva York, donde el eclipse se comenzará a ver a la 1:23 pm este lunes 21 de agosto. El experto ofreció algunas advertencias y consejos de seguridad para disfrutar al máximo de esta experiencia de manera segura.

Hay que usar lentes fabricados especialmente para ver eclipses, que se pueden adquirir en muchas tiendas online, los cuales definitivamente ayudarán a proteger sus ojos, porque no se deben utilizar lentes oscuros de sol regulares y tampoco se pueden proteger utilizando la manos, porque los rayos del sol pueden llegar a los ojos y quemarlos”, dijo el doctor Michael Lee, director médico del American Family Care ubicado en East Meadow, Nueva York.

El médico se refirió a serios daños si se observa el eclipse solar directamente con los ojos descubiertos. “Los rayos del sol pueden definitivamente causar daño en tu córnea así como en tu retina. Esto puede conducir a una pérdida de la visión temporal o puede ser de manera permanente dependiendo de la gravedad del daño en el ojo, particularmente en la retina que pueden llevar a la ceguera permanente”.

Sin embargo el experto aclaró que los daños en el ojo dependerán del tiempo y de la cantidad de exposición directa a los rayos del sol que haya tenido la persona. “Esto puede ocurrir inmediatamente o en cuestión de minutos, pero obviamente mientras más largo es el tiempo de exposición a la luz directa del sol, es más probable que ocurran daños permanentes“.

Precisamente, ante estos riesgos de salud visual que se le han atribuido a este espectáculo, algunos residentes de la Gran Manzana ya han decidido que no verán el mismo.

“A mí siempre me ha dado miedo porque dicen que es muy peligroso para los ojos verlo directamente. Dicen que uno puede quedar ciego. Por esa razón no lo voy a ver porque no tengo los lentes especiales para protegerme”, dijo la mexicana Cándida García, una residente de El Bronx, quien aseguró que tampoco dejará a sus dos hijos ver el eclipse.

Candida Garcia. Opinan sobre el eclipse del Lunes.
Cándida García dice que ni ella ni sus hijos verán el eclipse de sol./Mariela Lombard.

Otra vecina de El Bronx que también optará por perderse el espectáculo atmosférico es María Del Carmen Ventura, quien padece de fotosensibilidad a la luz del sol.  “Yo ya sufro de la vista y eso me haría más daño. Yo tengo que usar lentes todo el tiempo y vivo llorando”, dijo la mujer originaria de Santo Domingo.

Maria Carmen Ventura tiene miedo de ver el eclipse porque sufre de fotosensibilidad a la luz del sol./Mariela Lombard.

Según explicó el doctor Lee, la quemadura solar en la retina, que es el área detrás del ojo que recibe las imágenes,  se llama “Retinopatía solar”, y aunque la misma no causa dolor, en muchos casos puede provocar cambios parciales en la visión, como el tener una visión borrosa que puede durar por varios días, meses y hasta un año, y algunas veces pueden llevar a daños más duraderos como pérdida de la visión o ceguera.

Otra condición es la conocida como “Fotoceratitis”, en la que la quemadura de las células de la córnea causa ampollas que dan la sensación como si se tuviera una lija en los ojos. Esto causa una ceguera temporal que puede sanar dentro de unos días.

A pesar de estos riesgos y de las advertencias dadas por los expertos, algunos neoyorquinos más aventureros como Larry Santalis aseguran que no se perderán el eclipse aunque no posean lentes especiales de protección. “Esto es algo que nunca pasa en esta ciudad y es una oportunidad que no me quiero perder. Voy a usar mis lentes oscuros aunque no pienso mirarlo por largo tiempo”, dijo el joven nacido en El Bronx de padres nicaragüenses y guatemaltecos.

Al tratarse de un evento único, muchos se sentirán inspirados a levantar la mirada hacia el cielo de forma instintiva para ver el sol. Por ello, los expertos insisten en que, aparte de no usar gafas de sol convencionales para observar el eclipse, tampoco deben recurrir a los teléfonos inteligentes, cámaras fotográficas, binoculares o un telescopio.

Debido a que la ciudad de Nueva York no está ubicada bajo la trayectoria exacta del eclipse, los neoyorquinos solo podrán ver el sol cubierto por la luna en un 75%. Sin embargo, uno de los puntos más importantes de recordar, según indicó el doctor Lee, es no ver directamente el sol cuando el eclipse es parcial, es decir, cuando la luna no lo ha cubierto completamente y se puede observar la mitad del mismo. Esto ocurre inmediatamente antes y después que se produce el eclipse total de sol.

Según datos de la NASA, en la Ciudad de Nueva York la luna comenzará a cubrir el sol (eclipse parcial) a la 1:23 pm y será a las 2:44 pm que se alcance la cobertura máxima (eclipse total), terminando a las 4 pm con un eclipse parcial.

Una oportunidad única en la vida

La última vez que los neoyorquinos tuvieron la oportunidad de ver un eclipse total del sol fue en 1918, es decir, casi un siglo, y la próxima vez que un eclipse significativo hará su aparición alrededor de los cinco condados será en 2024, cuando la luna cubrirá cerca de 89% del sol. En cuanto a un eclipse solar total, los neoyorquinos tendrán que esperar hasta 2079, por eso es que se trata de un evento único en la vida.

Cuatro pasos para la protección durante el eclipse solar:

  • Utilice sólo filtros especiales, como gafas de eclipse certificadas o visores solares portátiles. Nunca los retire de su cara mientras mira el sol. Usted puede comprar los filtros con un estándar de seguridad certificados ISO 12312-2, que son recomendados por la Sociedad Astronómica Americana, en tiendas online como Amazon, o en algunas grandes tiendas como Wal-Mart. También algunas librerías públicas de la ciudad así como algunos museos tienen lentes especiales de eclipse que entregarán gratis a las personas que asistan a sus eventos y fiestas planeadas para ese día.
  • Evitar usar gafas de eclipse que tienen más de tres años.
  • Evite las gafas de eclipse que estén rayadas o dañadas.
  • Sólo debe ver el sol cuando mire a través de las gafas eclipse, no las luces de la calle, no los faros, sólo el sol.

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *