Diego Luna protagoniza la obra de teatro Privacidad en México

Diego Luna explica que siempre busca hacer teatro en México porque es una manera de mantenerse equilibrado y recordar de donde surgió su gusto por la actuación, pero la razón más importante para el mexicano es el hecho de que así puede estar más cerca de sus pequeños, Jerónimo y Fiona.

“A mí cada tanto me da el “Síndrome del Jamaicón”, y empiezo a pensar “qué hago tan lejos de mi casa, tan lejos de la gente que quiero, del lugar donde decidí ser actor” y el teatro consilia eso, el teatro te da un centro, te da una rutina, aquí están mis hijos, aquí van a la escuela, entonces el teatro también me acerca mucho a ellos”, manifiesta.

El actor de “Rogue One a Star Wars Story” protagonizará la obra “Privacidad”, en la que alternará personaje con Luis Gerardo Méndez, como parte de una nueva propuesta para dar variedad a la historia, que promete involucrar al espectador de una forma nunca antes vista en México a partir del 5 de octubre.

“Es espectacular, es muy fuerte la obra, es muy divertida, es muy alarmante, sobre todo para los que tenemos hijos, y es que vale la pena pensar que tenemos enfrente una tecnología que no sabemos del todo de dónde viene; es como el cerebro básicamente, usamos bien poquita de su capacidad o conocemos bien poquito de su capacidad, pero alguien sí está usando esa capacidad y eso es lo que “Privacidad” nos va a contar”, expresa.

El ex de Camila Sodi recuerda que desde que tuvo su primer encuentro con un escenario teatral, descubrió que ese es el lugar donde se sentía mejor, pues ahí encontró a la familia que tanto había deseado.

“A mí me tocó vivir el teatro, porque mi papá no podía dejarme en la casa, porque mi mamá no estaba, entonces tenía que ir a ese mundo de adultos y de repente me trajo todo lo que no tenía, una familia, y una familia que hasta la fecha disfruto, aprendo un chorro de ella y no cambiaría por nada”, comparte.

Diego señala que cuida mucho la privacidad de sus hijos, ya que está consiente de los riesgos que implica el mal manejo de las redes sociales y el hecho de que él y Camila Sodi son figuras públicas.

“Los niños no tienen porqué vivir la fama de sus padres o de sus abuelos, de sus tíos, cada quién debe poder labrar o diseñar un poco su vida, su camino, yo trato de proteger a mis hijos de eso y obviamente el internet es un lugar donde hay que andarse con mucho cuidado”, indica.