Un mito la donación de sangre en Aguascalientes

Mitos y temor mantienen en el mínimo la donación altruista de sangre en Aguascalientes, aseguró la directora del Centro Estatal de Transfusión Sanguínea, Mariela Cardiel Silva, quien reveló que solamente el 5% del plasma que se requiere cada año para enfermos que la demandan, procede de la aportación voluntaria de la ciudadanía.
Y es que desde el temor a la punción, hasta creencias erróneas como que se pondrá en riesgo la integridad personal por la extracción de “varios litros”, frena a las personas a dar un poco de su flujo sanguíneo.
Señaló que cada mes, la institución dependiente del Instituto de Servicios de Salud del Estado de Aguascalientes (ISSEA) transfunde alrededor de 700 unidades que son requeridas por enfermos y accidentados, cuyo volumen sanguíneo decrece y exigen donación inmediata para mantener la estabilidad de su condición física.
Explicó que mensualmente acuden a este centro un promedio de mil donadores, de los cuales el 95% donan de manera dirigida, es decir, son familiares, amigos y conocidos de los enfermos que compensan las unidades infiltradas a los pacientes.
El resto, es donación voluntaria que prácticamente se reduce a la respuesta que se obtiene de campañas en universidades, o sea, población joven, aparentemente sana, que se presenta con la convicción de hacer una aportación a la población enferma.
Asimismo, dijo que de las mil personas que se presentan mensualmente, hasta el 30% son rechazadas por no cumplir los requisitos de seguridad exigidos, como ser mayores de 18 años y menores de 69, tener un peso mínimo de 50 kilogramos, ser sanos y no haber consumido medicamentos en las últimas semanas.
Igualmente, se descartan perfiles de mujeres que han tenido más de tres embarazos, aquellas personas que han sido tatuadas durante los últimos doce meses o bien que padecieron hepatitis A después de los 10 años; y a quienes tuvieron la enfermedad en clasificación B o C, solamente se aceptan si acreditan mediante estudios especializados que no hay más virus en su cuerpo.
La doctora Cardiel Silva detalló que cada unidad de sangre solamente es de 450 mililitros, por lo que la salud del donante no corre riesgo, ya que de lo contrario, de ninguna manera se le haría la extracción.
Aseguró que el objetivo principal de este centro es lograr la autosuficiencia de productos sanguíneos para abastecer al estado, lo cual se ha alcanzado pues no se ha registrado desabasto en algún momento; además, se pretende aumentar la seguridad de transfusión mediante valoración especializada de los donantes y aumentar la donación altruista, lo cual se mantiene por desgracia en niveles bajos.
Cobos.tv © 2015 Frontier Theme