México tiene oportunidad histórica para trazar nueva economía expertos

México tiene una oportunidad histórica para trazar una nueva economía nacional, con el replanteamiento de otra política comercial, coincidieron académicos del Instituto de Investigaciones Económicas (IIEc) de la UNAM.
Ello, ante el embate arancelario del gobierno del presidente estadunidense, Donald Trump, y un replanteamiento profundo o posible remoción del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN).

En conferencia, el especialista en políticas públicas para el desarrollo y la competitividad, Gerardo González Chávez, dijo que es la ocasión para modificar la política económica y abocarse al mercado interno.

“México importa de Estados Unidos 60 por ciento de la gasolina y es su principal cliente en materia de alimentos: maíz, frijol, trigo… La autonomía de una nación parte del rubro alimentario y energético, por lo que hay que transformar esa situación”, indicó.

Apuntó que los tratados buscan de manera común reducir los costos de producción y abrir los mercados, pero el país vecino del norte lo hace ahora a la inversa. “Es importante que México también responda con la misma moneda (con aranceles) como forma compensatoria, pero sería adecuado que esos ingresos se destinen a la producción de lo que no tenemos: energéticos y alimentos”, precisó.

A su vez, Andrés Blancas Neria, investigador del mismo Instituto de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), señaló que la oportunidad está aquí, para transitar a una verdadera política industrial.

El experto en política fiscal, monetaria y financiamiento del desarrollo, apuntó que se debe fomentar el crecimiento y desarrollo, “no sólo hacer gasto corriente, sino emprender la inversión en grandes proyectos nacionales”, y consideró que la respuesta arancelaria hecha por Estados Unidos responde originalmente “a la baja de su hegemonía global, pero en particular con el mercado asiático”.

A mediano plazo o más, continuó, los bloqueos comerciales podrían dejar al gobierno de Trump no sólo fuera de los mercados de Asia y Europa, sino con “una tendencia a abandonar la producción para convertirse en una nación importadora”, se indicó en un comunicado.

En tanto, José Manuel Márquez Estrada, del área de Análisis Macroeconométrico Prospectivo del IIEc, resaltó que no se debe temer a dejar la dependencia con Estados Unidos, pues nuestro país tiene una gran posición para diversificar sus relaciones comerciales. “En el caso del acero y del aluminio, que se puede importar a mediano plazo de otros territorios, como Argentina y Brasil”, abundó.

Finalmente, José Nabor Cruz Marcelo, del Área de Economía Aplicada del IIEc, dijo que el proteccionismo estadunidense no cederá, y si Donald Trump es reelecto se agudizará; además, están muy cerca las elecciones intermedias en Estados Unidos, por lo que se debe avanzar en un preacuerdo bilateral, por separado, con Canadá y China.

Deja un comentario

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Close Menu