Chefs despliegan su talento para apoyar a niños con cáncer

Con el propósito de brindar esperanza a niños y niñas con cáncer y a sus familias, la fundación Aquí Nadie se Rinde realizó este sábado la octava edición de “Los sabores de la Ciudad de México”, experiencia culinaria que reúne a los principales chefs del país.

Laura Vidales, directora y fundadora de dicha institución de asistencia privada, expuso que al año ayudan a entre 800 y mil familias y los recursos recaudados del evento son para el tratamiento directo de los infantes, es decir para pagar sus trasplantes.

Otra parte de los recursos son para estudios para saber cuál es el hermano del paciente que puede ser compatible, además de quimerismo para saber si funcionó el trasplante o no, y otra parte para talleres que se brindan a las mamás, quienes no sólo sufren la enfermedad de los niños sino también las carencias económicas.

La última parte, agregó en entrevista, se destina a hospitales y no porque sea la menos importante, sino porque es la más económica, ahí realizan actividades lúdicas y rompen así con las rutinas de los niños hospitalizados.

Indicó que para que las familias reciban esos recursos las mamás son contactadas a través del servicio social de los hospitales, a donde la fundación acude cada cinco días a la semana, pero el trabajo más fuerte lo realizan con médicos y trabajadoras sociales.

Laura Vidales explicó que el evento se realizó los primeros tres años en un hotel de la Ciudad de México, porque el dueño tuvo una experiencia de cáncer infantil y por eso la idea de hacer un evento con chefs; después de un tiempo el número de participantes y comensales los sobrepasó y buscaron un lugar más grande.

Desde la cuarta edición lo hacen en un hotel ubicado en Bosques de las Lomas, con un total de mil 500 personas de las cuales aproximadamente mil 200 son comensales y el resto invitados especiales, voluntarios y chefs, así como algunas escuelas culinarias, todos con la misma mirada de ayudar a los niños con cáncer.

Al principio sólo eran ocho chefs, pero se empezó a hacer famoso el evento y comenzaron a llamar y a querer participar otros, quienes presentaban propuestas y de esta manera los más importantes de la Ciudad de México asisten.