Suceso divertido y peligroso…

Hoy al mediodía una señora en Avenida Convención y Héroe de Nacozari, estacionó su vehículo afuera de una conocida refaccionaria.

El auto tenía la llanta ponchada y el pequeño que acompañaba a la señora, comenzó la labor de cambiarla.

Para sorpresa de automovilistas de pronto la llanta de refacción comenzó a rodar y rodar, lo que provocó por momentos pánico entre los conductores que disminuian la velocidad esquivando el objeto extraño…

Y es que minutos antes, el niño sacó la llanta y la recargó entre la defensa y la cajuela, al realizar las maniobras, por la fuerza la llanta se desprendió del lugar y comenzó su loca carrera.

Al avisar a la señora y niño sobre el acontecimiento que ocurría a sus espaldas, fueron tras la llanta.

Afortunadamente un vehículo particular ayudó al menor a realizar el cambio…

Al final quedó el tema en anécdota para el niño, el susto para la señora y los automovilistas que por ahí circularon…www.cobos.tv