Boy George, el look andrógino que se convirtió en icono musical

Considerado un pionero en el ámbito musical con un look andrógino que lo convirtió en símbolo de los años 80, el cantante, músico, diseñador de moda y DJ británico Boy George, cumplirá este viernes 14 de junio 58 años de edad con la posibilidad de ver en la pantalla grande su historia.

Líder de la banda Culture Club, se convirtió en un ícono que se caracterizó por poner de moda las rastas con plumas y los bombachos de arlequín, pero también por trascender fronteras y hacer que éxitos como Karma chameleon fuera todo un éxito internacional, alcanzando ser el número uno en al menos 16 países.

Seguidor del movimiento new romantic, popular en Gran Bretaña a principios del 1980, el cantante incursionó en la música pop desde los años 70, época en la que fue expulsado de la escuela por pintarse el cabello de color anaranjado y usar pantalones ajustados, nada común en ese entonces.

Ese look lo siguió y perfeccionó hasta el escenario como solista de Culture Club destacando por su imagen andrógina. De hecho, el cantante siempre ha confesado abiertamente su homosexualidad.

La película anunciada recientemente por las productoras, relatará la historia de Boy George desde su origen en una familia irlandesa de clase trabajadora, hasta sumarse a las filas de la banda Culture Club, su desintegración y su carrera como solista.

George Alan O’Dowd, por su nombre completo, nació el 14 de junio de 1961 en el Hospital Barnehurst en Bexley, Eltham, Reino Unido. Sus padres fueron Jeremiah O’Dowd, trabajador de la construcción, y Dinah Glynn; era uno de los seis hijos de la familia.

Su infancia la pasó en el Middle Park Estate de Joan Crescent en Londres, y asistió a la Eltham Green School. A los 16 años, después de que es expulsado de la escuela, se convirtió en el encargado de un guardarropa de Londres, y era un espacio que vendía ropa para los asiduos a discotecas en ese entonces consideradas como “raras”.

Desde entonces, se caracterizó por llamar la atención al vestirse como mujer y fue por esta misma razón por la que el empresario Malcom McLaren lo apoyó para ingresar al grupo Bow Wow Wow.

A George le tocó sustituir a la vocalista Annabella Lwin, de 14 años, pero fue poco tiempo ya que el mismo McLareen lo reemplazó. Su salida sería la oportunidad para que, años más tarde, surgiera Culture Club.

Esta banda, pilar en la música mezcla de reggae, new wave y soul, estaba integrada por Roy Hay (guitarra), Mike Craig (bajo) y Jon Moss (batería), además de George como solista.

Su surgimiento fue en 1981 cuando la agrupación realizó para la productora EMI la grabación de dos temas y hasta 1982 triunfaron con Do you really want to hurt me, tema que rápidamente se popularizó en toda Europa.

Ya iniciada la carrera, realizan el álbum Color by numbers que rápidamente encabezó las listas del Reino Unido y se colocó en los primeros lugares de popularidad de Estados Unidos. Es esta producción la que incluye el sencillo Karma chameleon.

La vida artística de Boy George se caracteriza por diversas controversias, y a sólo cuatro años de su integración y haber alcanzado grandes éxitos, el cantante hizo pública su adicción a la heroína, declaraciones que dañaron la imagen del grupo.

La banda registró un descenso en su popularidad y decide lanzar, un año después, el disco From luxury to heartache, que no fue suficiente para recuperar su popularidad.

Un nuevo golpe y, de hecho, el que llevó a la banda a desintegrarse fue la muerte por sobredosis del músico Michael Rudetski, en la casa del mismo Boy George. A pesar de las controversias, el cantante decidió seguir su carrera como solista y en 1987 dio a conocer el álbum Sold, en el que incluyó Everything I own, una versión al estilo de reggae de la canción del grupo Bread.

Una década después, en 1998, los integrantes de Culture Club decidieron reunirse para lanzar al mercado el tema I just wanna be loved.

Pero en ese tiempo, Boy George pasó por diversas facetas profesionales en la que fue desde creador de una compañía discográfica, escritor de un libro sobre cocina macrobiótica hasta incursionar en la fotografía.

De manera paralela, siguió en la polémica y en diciembre de 2008 fue declarado culpable de haber agredido y apresado en su casa al noruego Audun Carlsen, de 29 años de edad. Debido a su adicción a las drogas, ha sido también sujeto a sanciones civiles.

Deja un comentario

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Close Menu
A %d blogueros les gusta esto: