Cinco mitos falsos sobre el amor verdadero

El amor verdadero también está lleno de mitos falsos que en muchas ocasiones, se comunican en un contexto cotidiano y que pueden hacernos tener una visión distorsionada de este sentimiento universal. ¿Cuáles son los mitos falsos del amor verdadero?

Ya no hay amores para siempre
Esta es una de las creencias más arraigadas actualmente. La de creer que el “amor dura lo que dura”. Que haya un alto número de divorcios y separaciones no significa que no existan parejas que llevan juntas toda una vida y que con su ejemplo muestran que la consolidación del amor verdadero es posible.
No hay finales felices
Los finales de cuento y los dulces cierres de películas son una utopía ya que en la vida no existen estos finales felices (el único final real de la existencia es la muerte). En realidad, un final feliz en el amor es una continuación de esa historia que se renueva día a día.
El amor es sencillo
Otro de los mitos falsos es creer que cuando conoces a tu media naranja todo fluye casi de forma automática entre tú y esa persona especial a la que has estado esperando durante mucho tiempo. Por alta compatibilidad que exista entre dos personas, el amor es complejo. Así lo muestra, por ejemplo, la adaptación a la convivencia del primer año compartiendo piso.
El amor es emoción
Muchas personas vinculan el amor con la emoción de estar en una nube casi constante. En realidad, el amor verdadero también tiene muchas dosis de serenidad y de paz interior. Este sentimiento surge de modo natural cuando existe el convencimiento de haber encontrado a una persona a quien se quiere de un modo incondicional.

Fe ciega en el destino
No existe el destino entendido como una especie de fe ciega en el determinismo de aquello que la vida tiene preparado para nosotros. Ver una explicación mágica en algunas coincidencias puede traer consigo consecuencias negativas.

La seducción de la complicidad intelectual

Son muchas las razones por las que una persona siente atracción por otra. Se suele hablar mucho sobre la atracción física, sin embargo, cualquier atracción física queda vacía en poco tiempo si no existe una complicidad intelectual. Es decir, si no existe un interés por temas comunes o una conexión profunda en las conversaciones, esto es lo que realmente hace que, a largo plazo, dos personas sigan juntas y se diviertan durante el tiempo de ocio. Por el contrario, cuando dos personas no conectan a nivel intelectual, se aburren de modo habitual.

Tener inquietudes en común
Esta complicidad intelectual puede notarse incluso desde las primeras citas cuando la pareja siente que el tiempo en común fluye, o por el contrario, hay muchos silencios en blanco, muchas palabras vacías y conversaciones con excesivos monosílabos. No solo las personas sapiosexuales, aquellas que dan un valor muy importante a la admiración intelectual, se fijan en este aspecto. Cualquier persona aspira a compartir su vida con alquien con quien comparte un mismo lenguaje.
Existe un buen indicio para reconocer cuándo existe conexión intelectual o no. Cuando los silencios resultan incómodos y molestos, entonces, es una mala señal para aquellas personas que no se sienten totalmente cómodas en la compañía del otro. En cambio, cuando una pareja disfruta de esos silencios, que comunican tanto cuando existe compatibilidad entre ambos, el amor fluye mejor.

Admiración mutua
La admiración mutua muestra la felicidad interior que siente el enamorado al poder compartir su presente con una persona que le suma tanto a su vida. Existen muchas parejas en las que uno de los dos admira mucho al otro mientras que el otro, necesita sentirse admirado (un rasgo propio del perfil vanidoso). Sin embargo, el verdadero equilibrio del amor se muestra en la admiración mutua y compartida.
La seducción de la complicidad intelectual

¿Cómo eliges a tu pareja?

¿Qué le vi? Es un cuestionamiento común, no sólo llevado a cabo por amigos o familiares, sino por uno mismo. Sin embargo, más allá del amor o la química, ¿qué factores influyen en la elección de pareja?

El amor de pareja, especialmente en los primeros momentos de una relación, puede ser muy intenso e incluso revolucionar la vida y la forma de sentir de alguien”, afirma Rodrigo Hagar, psicólogo del Centro Médico Integrativo, CasaFEN.

¡Amor propio, clave para encontrar a tu media naranja!

Empero, en la elección perfecta de la pareja influye la forma en cómo te consideras o amas a ti mismo, ya que no puedes querer a alguien más si primero no lo haces contigo mismo. Checa el video, por qué es importante que te aceptes y valores para encontrar a tu media naranja.

¿De quién es la elección?

En la elección de pareja, muchas veces, creemos que es otra persona la que elije por nosotros. Sin embargo, son los factores externos e internos que en conjunto te hacen escoger. Aquí te decimos algunos de ellos con información de un estudio elaborado por la Universidad del Valle de México.

1. Igualdad de objeto. Se busca en la pareja las características de alguien importante en nuestra vida, principalmente las de la madre, por ser el primer objeto de amor.

2. Afiliación. Como seres sociales, los humanos tenemos una gran necesidad de pertenencia y vinculación con otros por medio de relaciones duraderas y cercanas, las personas pueden buscar pareja para no estar solos, mantener la especie o compartir su vida.

3. Apoyo. Las personas necesitan de alguien para seguir adelante en la vida, sentir en ella una seguridad que les hace falta, alguien que las pueda entender, comprender, ayudar en cosas que no pueden controlar.

4. Gentileza. Se tiende a buscar aquello que se considera ideal en las personas; en el hombre, que sea: educado, caballeroso, atento, detallista; y en la mujer: tierna y cariñosa, donde los dos tengan sentido del humor y sean románticos. Lo cual significa que son creativos, ingeniosos y graciosos.

5. Semejanzas. Son las características personales que comparten las personas, como: valores, creencias, capacidades, actividades, gustos, personalidad.

6. Admiración. Cuando la recibimos o la damos, nos sentimos notablemente apreciados, amados y reforzados en nuestro amor para con la pareja, confirmando nuestro juicio y fortaleciendo nuestros sentimientos amorosos.

7. Novedad. En ocasiones nos llama la atención las personas que son originales, fuera de lo común, que gustan del riesgo, las emociones fuertes, no caen en la rutina o resultan impredecibles.

Existen muchos factores que influyen en la elección de pareja, pero sólo tú puedes decidir si esa persona que está a tu lado es la correcta. ¡Cuidado!

Cosas que los hombres aman de las mujeres

Porque hay muchas cosas que hacen las mujeres y que nos terminan enamorando, cosas simples en realidad que a veces ni siquiera son conscientes de que las están haciendo y que pueden terminar enamorándonos

Porque hay muchas cosas que hacen las mujeres y que nos terminan enamorando, cosas simples en realidad que a veces ni siquiera son conscientes de que las están haciendo y que pueden terminar enamorándonos, esas cosas son las que te vamos a mostrar a continuación y quedaras sorprendida posiblemente por la simpleza de esas cosas que, en muchas ocasiones, no se pueden encontrar fácilmente y no estamos hablando de un cuerpo o una figura sexy, si no de cosas más profundas.



Inteligencia: Porque el físico no lo es absolutamente todo, tener conversaciones es totalmente necesario para que crezca el interés en una persona, si no es lo suficientemente inteligente para seguir una conversación variada, entonces es aburrida.
Coqueta: La forma de moverte y de sonreír, entre otras cosas, pero evidentemente esto lo deberías hacer con ese chico que te guste, porque si lo haces con todos, más que coqueta pasarías a ser otra cosa.
Graciosa: Es importante que tengas sentido del humor, que sepas hacer bromas, que sepas reírte que quieras disfrutar de la vida a través del humor.
Confía: Poco a poco vas a poder ir confiando en él, siempre y cuando estés dispuesta a hacerlo, olvida el pasado, sigue adelante.
Seguridad:Es importante que muestres seguridad, para demostrar de esta forma que eres una mujer integra y además a los hombres les encanta una mujer segura de sí misma y sus decisiones.
Independencia: Y evidentemente no queremos a una nena de papá ni tampoco a una mujer que dependa tanto de nosotros que no tengamos vida alejados de ella, una mujer independiente enamora.

Los beneficios de estar soltera

Me imagino que muchos de ustedes creerán que ésta es una columna cursi que celebra la soltería como una nueva forma de empoderamiento femenino y esas cosas que leemos en muchas partes. Primero, quiero decir que odio la palabra empoderamiento y creo que, en vez de eso, deberíamos hablar de enriquecimiento o crecimiento personal.
Si estás con una persona y eres feliz con él o ella, eso no te hace menos fuerte, al contrario, es algo que siempre sumará a tu bienestar. La soltería no tiene que tener un tinte negativo, pero si observas lo que dice y hace la gente, casi siempre termina siendo algo que se supone que no queremos.
Es como cuando alguien te pregunta si estás en pareja, tú dices que no y esa persona te dice: “no te preocupes, ya llegará alguien que te merece”. ¿Por qué piensas que yo pienso que mi única fuente de felicidad o tranquilidad es estar emparejada? ¿Por qué crees que estoy preocupada y necesitas consolarme por eso?

Lo más curioso, es que la mayoría de las veces, este tipo de comentarios provienen de mujeres, jóvenes o mayores. Es como si muchas de ellas tuvieran un chip en el cerebro que les dice que sin pareja, no valen lo mismo que si están solteras.
Ese momento en que no estás en una relación, puede ser un regalo. Es la oportunidad que tienes de mirarte y conocerte a ti misma, de enfrentar esas cosas que no te gustan de ti, en vez de buscar a alguien que te dé esa aprobación.
Por más cliché que suene, no puedes amar a otro si te odias a ti misma. Primero, tienes que cambiar tu propio chip y reestructurar la forma en que piensas. La negatividad atrae cosas malas, y lo más probable es que si no estás feliz con lo que eres, sólo te rodees de gente negativa. Tú la vas a estar atrayendo sin darte cuenta.
No es fácil; hacer un cambio requiere de trabajo y esfuerzo. Es como cambiar un mal hábito o dejar un vicio, debes observarlo, aceptarlo y dejarlo ir. Pero si crees que tienes algo por resolver, aprovecha de hacerlo cuando tengas todos los focos en ti.

Conductas femeninas que irritan a los hombres

No hace falta decir que los hombres son muy diferentes a las mujeres y que cada género puede tener una serie de comportamientos que pueden terminar irritando y molestando al otro.
En este caso te voy a mostrar 5 conductas o comportamientos femeninos que suelen irritar a la mayoría de los hombres.



La frase “tenemos que hablar”
Se trata de una de las expresiones más usadas por las mujeres y hace indicar que algo no marcha bien. A pesar de dicha frase, es importante no ponerse rápidamente a la defensiva y escuchar pacientemente lo que tenga decir ella.
Hacer el rol de madre
Es muy normal que con el tiempo, las mujeres intenten hacer el rol de madre estableciendo una serie de obligaciones diarias como el recoger la ropa, hacer ejercicio, sacar la basura, etc.. Esto es algo que suele agotar la paciencia de muchos hombres.

Algunos reproches
Muchas mujeres tratan de comunicarse con su pareja a través de reproches de todo tipo. Esto es algo que suele molestar muchos a los hombres ya que es importante una buena comunicación y hablar las cosas claramente antes de lanzar dichas acusaciones.
Poca claridad
La falta de claridad a la hora de hablar las cosas es otro tipo de comportamiento muy típico en muchas mujeres. La expresión “no me pasa nada” es sintomático de que en realidad está molesta por algo pero que es imposible saber si ella no decide contarlo.
Tratarte como a su mejor amiga
Hay ocasiones que las mujeres se olvidan que tienen delante a un hombre y piensan que tienen a su lado a su mejor amiga. Es importante que sepas que eres su pareja y te tratas de un hombre y hay temas que son mejores hablarlos con otras mujeres como pueden ser temas de cotilleos o de ropa.

¿Son normales los matrimonios sin sexo?

¿Cómo reconocer los indicios de advertencia antes de que se pierda la libido? Los siguientes siete indicios pueden ayudarnos a reconocer que se está camino a un matrimonio sin sexo. Si detecta alguno de esos indicios en su matrimonio, hay que hacer cambios.

En un mundo donde el matrimonio sin sexo se define como aquel que tiene sexo diez veces al año o menos, esas parejas son matrimonios sin sexo.



1. No se habla de sexo
El sexo puede resultar un tema incómodo, incluso con la propia pareja. Pero quienes hablan sobre sexo mantienen relaciones con más frecuencia. Es probable que eso sea así porque esas parejas se sienten cómodas hablando de lo que les gusta o no les gusta, lo que hace ambas partes disfruten más del sexo.
Si se quiere tener una vida sexual sana, hay que esforzarse por superar la incomodidad, el temor a herir los sentimientos del otro y la idea de que esa conversación no es apropiada.
2. Se evita el sexo como castigo
Privar a la otra persona de sexo constituye una manipulación y puede generar resentimientos que pueden causar problemas persistentes, tanto para la relación como para la vida sexual. Utilizar el sexo como recompensa hace que éste deje de ser un acto de amor y se convierta en una lucha de poder. Nunca debe usarse ese bello acto como forma de controlar al cónyuge.
3. Se mira pornografía
Muchas parejas atribuyen el éxito de la vida sexual a la pornografía. Lo que no advierten es que el material sexual explícito en realidad los lleva hacia un matrimonio sin sexo.
Los estudios revelan que la pornografía deriva en un sexo menos satisfactorio y que hasta puede llevar a no mantener relaciones sexuales en absoluto. El estudio más amplio sobre la pornografía descubrió que cuanto más pornografía ve una persona, menos deseo siente hacia su pareja porque las imágenes pornográficas le generan al cerebro más satisfacción que el sexo real. Eso hasta puede causar problemas de erección y hacer que una persona se vea imposibilitada de tener sexo.
De esa forma, si se continúa viendo pornografía, será menos probable que se experimente un deseo de verdadera intimidad, con lo cual se estará en camino a un matrimonio sin sexo.
4. No se sienten atractivos
A veces alguien puede sentirse agotado y no tener tiempo de ocuparse de sí. Se está en la fila de la tienda de alimentos tratando de evitar que nuestro hijo dé cuenta de un paquete entero de goma de mascar por el que no se ha pagado mientras las revistas siguen intentando definir qué significa “sexy”.
Si se tienen problemas de autoimagen, eso puede llevarnos a querer tener cada vez menos sexo. Los dos integrantes de una relación deben asegurarse de que el otro se sienta atractivo. Pero también es importante sentir confianza. Hay que tomarse el tiempo necesario para recordar qué fantásticos somos.
5. Sólo se tiene sexo en ocasiones especiales
Es probable que el indicio más obvio de que se está en camino a un matrimonio sin sexo sea que ya se mantengan relaciones sexuales con menor frecuencia.
Los efectos de la falta de sexo son cíclicos. Cuanto más sexo se tiene, más se quiere. En cambio, cuanto menos sexo se tiene, menos se quiere. Eso sucede porque tener sexo desencadena la producción de hormonas sexuales que nos llevan a desear tener sexo. Pero si no se tiene una vida sexual activa, cada vez se generan menos de esas hormonas, lo que reduce el deseo de tener sexo.
A veces, para tener más sexo hay que tener más sexo. De ser necesario, se pueden programar citas sexuales. Aumentar la frecuencia con que se mantienen relaciones sexuales también incrementará la frecuencia con que se quiere tener sexo, con lo cual se evitará tener un matrimonio sin sexo.
6. Uno de los dos miembros de la pareja es infiel
Es comprensible que no se sienta la motivación de hacer el amor con la propia pareja si se nos ha traicionado. Puede llevar un tiempo reconstruir la confianza que alimenta la intimidad.
Pero también puede engañarse a un cónyuge sin que eso comprenda algo físico. Si se flirtea, se comparten secretos, se pasa tiempo a solas con alguien o si alguien se viste para atraer la atención de otra persona, también se está siendo infiel al cónyuge. Hacer cualquiera de esas cosas puede llevar a una persona a no querer tener sexo con su pareja, lo cual, a su vez, también anula el deseo sexual del cónyuge.
7. No se tiene privacidad
Si los miembros de una pareja nunca tienen un momento para estar solos, es evidente que no hay oportunidades de intimidad. Podrían tener que recurrir a la creatividad para encontrar tiempo para estar a solas. Pero si no se hace de la privacidad una prioridad, se corre peligro de tener un matrimonio sin sexo.
Hay que recordar cómo era estar enamorados antes de pasar al plano físico. Hay que hacerse tiempo para hablar y salir.
Cuando una persona vuelve a sentirse atraída por su pareja, tanto en el plano mental como en el emocional, también puede volver a sentir atracción física.

¿Cómo Afianzar un noviazgo con una pareja con hijos de otra relación?

Un noviazgo es distinto no solo a partir de los sentimientos de la pareja sino también, por las circunstancias que influyen en el amor de los protagonistas. ¿Cómo afianzar una relación de pareja cuando uno de los dos tiene hijos de una relación previa? En primer lugar, es muy importante vivir la historia con calma e iniciar el contacto con los niños de un modo paulatino y gradual. Además, este paso no debe darse hasta que ambos estén seguros de que su relación tiene futuro (o al menos, quieren luchar por ello).

Pensar en el bien de los niños y en el propio
Por otra parte, es importante comprender los miedos de los niños en una situación de este tipo que pueden angustiarse por el temor a sentirse desplazados por la nueva pareja de su padre/madre. Es muy importante que el progenitor/a siga compartiendo momentos a solas con sus hijos sin que esté presente su nueva pareja. Este espacio de intimidad es esencial para alimentar el vínculo.
Por otra parte, cuando una pareja tiene hijos puede sentir una gran responsabilidad al enamorarse nuevamente, sin embargo, debe recordar que tiene derecho a hacerlo y la autoridad sobre esta decisión no está en sus hijos. Sin embargo, sí es una responsabilidad de los adultos asumir que sus fracasos sentimentales también afectan a los niños.

Definir los roles
Al afianzar un noviazgo con una pareja que tiene hijos es importante definir muy bien los roles que los adultos ocupan en la vida de los niños. No es positivo que los niños llamen papá o mamá a la nueva pareja de su padre o madre.
En este tipo de situaciones, el tiempo es necesario para todos las personas que viven de forma directa los cambios producidos. El tiempo como sinónimo de conocimiento mutuo, como marco de establecimiento de vivencias que permiten crear recuerdos compartidos

Cómo saber si estás lista para tener novio

Para toda etapa de la vida, existen los momentos adecuados. Y eso también pasa con un noviazgo: el momento llega cuando debe llegar y no antes ni después. Pero, ¿cómo saber si estás lista para un relación? Simple, acá te decimos, si cumples con estos requisitos, ¡seguro sí!

1. No necesitas a alguien para ser feliz.

Por raro que parezca, esto es súper importante, porque cuando estés con alguien, no lo harás por una necesidad de sentirte querida, sino porque quieres compartir y aprender a lado de una pareja.

2. Estás a gusto contigo misma.

Te quieres y te caes bien, y por lo tanto, puedes querer a alguien, sin ser dependiente.

3. No tienes miedo a empezar cosas nuevas.

Da miedo aventurarse a algo que no conoces, pero tú decidiste que el miedo, en lugar de ser algo que te frena, es algo que te impulsa hacia adelante.

4. Sabes distinguir quién es bueno en tu vida y quién no.

Si alguien te lastima, te hace sufrir o te trata mal, no merece ni siquiera que le des una oportunidad.

5. Te han roto el corazón y has aprendido valiosas lecciones.

Las heridas se hacen cicatrices que no se borran. Y tienen un propósito: recordarte que dolió y que sólo tú puedes evitar que vuelva a abrirse esa herida

Cómo se comporta el cerebro con el erotismo

Cuando se habla de anatomía sexual, se reduce sólo a la descripción física de los órganos externos del cuerpo, sin embargo, la sexualidad no se fundamenta sólo en el cuerpo físico. El cuerpo erótico abarca toda la corporalidad, con el cerebro como el órgano sexual más importante y la piel como el más extenso.

La respuesta sexual humana engloba el erotismo, que implica respuestas del organismo como el deseo, la excitación, el orgasmo y los fenómenos mentales y emocionales que estas reacciones conllevan y no únicamente las sensaciones físicas.



La piel, es el órgano sexual más extenso. La epidermis tiene una gran cantidad de terminaciones nerviosas y posee corpúsculos que permiten la sensibilidad táctil. Una piel que acaricia y es acariciada se transforma en una gigantesca antena sensorial que es susceptible de dar y recibir placer.
Hay que eliminar los mitos acerca de que existen sólo algunas zonas erógenas que pueden ser estimuladas para sentir placer. La piel es una gran zona erógena que con precisas caricias provoca sensaciones exquisitas.
La interacción de los cinco sentidos: vista, gusto, tacto, olfato y oído, o cada uno de ellos en particular, así como las fantasías, los sueños y la evocación de experiencias gratificantes, son estímulos sensitivos que pueden desencadenar una respuesta sexual y es justamente el cerebro el órgano integrador y efector de esta respuesta total del organismo.
El erotismo tiene bases fisiológicas y está sujeto a procesos de aprendizaje a lo largo de la vida. Los estímulos que desencadenan la respuesta sexual son innumerables, la mayoría de ellos con una apercepción subjetiva de las vivencias individuales, matizados por una serie de emociones y motivaciones.
El erotismo como expresión humana también puede ser concebido como una manera especial de comunicación y trasciende al individuo y la pareja para manifestarse.