7 razones para iniciar el año cambiando tu cuerpo

Un estudio realizado por la investigadora Shirley Moore de la Universidad de Case Western Reserve, Estados Unidos, menciona que encontrar una manera de cambiar las cosas en las personas, es como buscar el Santo Grial.

Pero para cambiar de hábitos, basta con realizar pequeños cambios cotidianos durante unos días para programar el cerebro y permitir que asocie tales acciones con voluntad propia.



Es por ello que si quieres fortalecer tu voluntad y cambiar tu cuerpo durante este año, sigue estos argumentos válidos para lograrlo:
1. Tu cuerpo lo es todo
Sé consciente de que debes cuidar tu cuerpo, ya que es tu medio de transporte durante toda tu vida. Trátalo bien y dale siempre lo mejor.
2. Oportunidad de Renovarte
Comenzar a ejercitarte y seguir una dieta balanceada, es la mejor opción para darle un nuevo sentido a tu estilo de vida y tu cuerpo será el más beneficiado.
3. Lucir bien
Si ya estás cansado de la imagen que proyectas a los demás, aprovecha el inicio de un nuevo ciclo para verte bien. Da tu mejor esfuerzo y disfruta los resultados.
4. Sentirte sano
Además de verte bien, cambiar tu cuerpo implica bienestar total, te sentirás con más energía, alegre y te ayudará a cumplir nuevos objetivos.
5. Estrenar guarda ropa
Si siempre has querido cambiar tu estilo y experimentar un nuevo look, al modificar tu cuerpo tienes la oportunidad de probar tendencias que nunca te habías atrevido a usar.
6. Llamar la atención
Sin caer en la soberbia, es muy válido mostrarle a los demás lo orgulloso que te sientes por tu nueva figura, así que cada día piensa en cómo te quieres ver.
7. Ver de lo que eres capaz
Por último y lo más importante, un argumento válido para cambiar tu cuerpo, es demostrarte a ti mismo lo que puedes alcanzar cuando te propones un objetivo y dedicas tu esfuerzo en él.
Estas razones para verse bien en el nuevo año son muy poderosas, ya que forman parte de la generación de hábitos y fortalecimiento de tu voluntad, recuérdalas a cada momento y cambia tu cuerpo como lo deseas.

15 cosas a decretar este año

Dicen que el poder de las palabras es innegable y que decretar y decir con voz fuerte y clara lo que planeamos hacer es la mejor forma de asegurarnos que así será.
Si bien las palabras son sólo un vehículo que impulsa nuestra fuerza interior, creo que son la mejor forma de expresar lo que queremos lograr y lo que ya no queremos tener más en nuestra vida.



Es un ejercicio divertido, interesante, potente y muy apropiado si consideramos que este año comienza a llegar a su fin. Estas son sólo algunas cosas que creo debemos decretar pero, como siempre, añadir las tuyas es crucial.
1. Me convertiré en la persona que siempre he querido ser
2. Esperaré menos y daré más
3. Trabajaré, pero también me preocuparé de vivir
4. Comenzaré a tomar pequeños pasos para convertir mis sueños en realidad
5. Dejaré de comprar cosas que no necesite
6. Intentaré hablar sólo de cosas buenas
7. Escucharé con atención a todo aquel que lo necesite
8. Intentaré desconectarme un poco de las distracciones de la tecnología y conectarme más con mi interior
9. Me quejaré menos y apreciaré más todo lo que me rodea
10. Juzgaré menos y seré más comprensivo
11. Escogeré el amor por sobre el odio
12. Enfrentaré mis miedos y haré todo eso que siempre he querido
13. Dejaré de complacer a los demás y comenzaré a complacer sólo a la voz que habita en mi interior
14. Dejaré de pensar que debo ser perfecta y me aceptaré tal y como soy
15. Haré de este 2016 un año lleno de paz y felicidad

Tres preguntas que puedes hacerte al empezar el año

El inicio de un nuevo año es una etapa que a modo de anclaje emocional se presenta como el punto de partida hacia una nueva etapa de desarrollo personal. Nosotros seguimos siendo los mismos aunque haya cambiado una página del calendario, sin embargo, puede que sí haya algo diferente: la actitud.
Una actitud que suele ser más optimista ante la perspectiva que aporta el folio en blanco. En Psicoblog te proponemos tres preguntas que puedes hacerte a ti mismo al inicio de año.



¿Quiero seguir haciendo las cosas como hasta ahora?
Anímate a ser sincero contigo mismo y a hacer balance. Para ello, puedes hacerte esta pregunta cuya respuesta depende de ti y de tu nivel de satisfacción presente. No se trata de una pregunta que solo puedas responder en términos absolutos ya que puedes concretar matices. Puede que si te gustaría seguir tu línea habitual en un plano de tu vida, y sin embargo, te gustaría hacer modificaciones en otro.
¿Qué le ofrezco yo al año nuevo?
Cuando nos ponemos ante la perspectiva de un nuevo año tendemos a posicionarnos como espectadores que confiamos en que la magia de la vida nos conceda nuestros deseos a lo largo de los 365 días del año. Sin embargo, desde el punto de vista del coaching, te invito a hacerte esta pregunta: ¿Qué le ofreces tú al nuevo año? Esta pregunta, además de incrementar la introspección, también aumenta la actitud proactiva en la búsqueda de la felicidad.

¿Dónde quiero estar dentro de un año?
Esta pregunta puede servirte de inspiración para definir la dirección y el rumbo que quieres dar a tu vida y concentrarte en este punto. Visualiza la imagen en la que te observas a ti mismo dentro de un año: ¿En qué lugar te gustaría tener una cita feliz contigo mismo?

Hacer cambios para lograr nuevas metas

Tenemos un arraigo muy fuerte hacia nuestras costumbres habituales que derivan en una rutina que cuando se convierte en inamovible deja poco margen para la novedad. Lo previsible resulta poco emocionante si pensamos en la motononía de un futuro en el que día a día, repetimos las mismas pautas de siempre.
Existe una razón importante para hacer cambios en la vida: es la única forma de poder descubrir qué hay más allá de esos límites que nos imponemos a nosotros mismos con tanta frecuencia.



Cómo tomar decisiones
Para ello, también debemos estar preparados para convivir con la incomodidad que surge en el inicio de una nueva etapa. Un incomodidad que es fruto del proceso de adaptación. Por tanto, debemos observar esos sentimientos desagradables como totalmente lógicos y naturales. Existen cambios de distinto tipo. En algunos casos, se trata de decisiones improvisadas que no tienen un impacto trascendental en nuestra vida (al menos, en un primer momento) y, sin embargo, sí nos ayudan a desarrollar ese espíritu de apertura.
Por ejemplo, es un signo de inteligencia emocional tener la capacidad de improvisar un plan distinto al habitual un viernes por la tarde.
Otros cambios son más meditados y vienen acompañados de una de las virtudes más importantes: la prudencia. Una virtud que nos ayuda a hacer balance de los pros y los contras de determinada opción. También podemos tomar algunas decisiones en nuestra vida a partir de la intuición, sin embargo, sí considero que es importante no fundamentar la mayor parte de nuestras elecciones en intuiciones personales ya que este tipo de corazonada no siempre responde a la realidad de los hechos.

La oportunidad de un nuevo año
Desde el punto de vista emocional, el ciclo de un nuevo año marca un punto de inflexión en la vida de muchas personas que gracias a este cambio en la página del calendario, deciden marcarse nuevos retos. Potencia tu creatividad para hacer muchas de las cosas que haces habitualmente, de un modo distinto. Así podrás comparar vivencias y sensaciones.

Sentir desconsuelo

Existen situaciones de la vida ante hechos inevitables que pueden producir tal nivel de sufrimiento que la primera respuesta que experimenta el sujeto ante esa vivencia emocional es el desconsuelo, esa sensación de desgarro interior que queda cuando una persona se siente desbordada por los acontecimientos externos. Hechos ante los que no encuentra un sentido que pueda aliviar ese pesar. Por ejemplo, la muerte de una persona joven produce un gran desconsuelo en la familia porque rompe con la lógica de la ley natural.



Cuando una persona experimenta desconsuelo exterioriza su malestar a través del llanto, se siente abatida y con una gran tristeza. En este tipo de situaciones, el apoyo de los amigos y familiares ofrece un refuerzo.

Falta de sentido ante el sufrimiento
Sin embargo, el desconsuelo nos lleva a tomar conciencia de cómo, en determinadas situaciones de la vida, nos sirve de poco aquello que pueda decirnos alguien externo ya que las palabras no logran modificar una realidad que nos gustaría cambiar. De hecho, con frecuencia en este tipo de situaciones, los silencios son más reconfortantes y ofrecen un mayor apoyo emocional los abrazos.
Por fortuna, el desconsuelo no dura eternamente en un proceso de duelo (un proceso de duelo que no solo puede vivirse ante la muerte de un ser querido sino también, ante una pérdida personal importante). El paso del tiempo se convierte en un gran aliado que logra calmar poco a poco las heridas. Sin embargo, el tiempo no lo logra todo por sí mismo.

Primeros auxilios emocionales
En una fase de desconsuelo, muchas personas buscan apoyo emocional como muestra la importante tarea de aquellos psicólogos que ofrecen primeros auxilios emocionales a personas que deben asimilar una mala noticia. Otras personas también buscan apoyo espiritual de acuerdo a sus creencias. El desconsuelo muestra el sufrimiento en grado máximo.

Cuatro motivos de gratitud existencial

La gratitud es uno de los sentimientos más importantes para potenciar el optimismo en la vida. En medio de las ocupaciones diarias y de las preocupaciones cotidianas, podemos alejar la perspectiva de aquellas razones por las que debemos dar gracias a la vida. El principal motivo de gratitud es, precisamente, tomar conciencia del gran regalo de la existencia que surge del placer de estar aquí y ahora.
Pasamos mucho tiempo de nuestra vida enredados en cuestiones de futuro (anticipación y ansiedad) y en nostalgias de pasado (añoranza y melancolía). Todo cambia cuando despiertas y admiras como un filósofo, la belleza de aquello que te rodea.



Gratitud por la experiencia acumulada en el corazón
Cada ser humano tiene su propia biografía, una historia llena de vivencias de distinto tipo. El amor por la vida y por el presente aumenta cuando echas la vista al pasado haciendo un análisis constructivo de tu camino. Anímate a dar las gracias a la vida por la experiencia que acumulas en tu corazón y que te permite vivir mejor hoy.
Por tu esencia
Sorpréndete por la belleza de tu propia esencia. En lugar de mirarte al espejo como un acto rutinario, admira la imagen que proyectas y que es el reflejo de aquello que te define. Cada ser humano es diferente, más allá de los rasgos comunes propios de la naturaleza humana. Nadie tiene tu ser. Motivo más que suficiente para admirarte por ello.

El tiempo
El regalo del tiempo es motivo de gratitud. No tenemos el don de poder controlar los minutos. Sin embargo, sí tenemos la posibilidad de disfrutar con actitud positiva de cada jornada. Y existen momentos en los que desearíamos que se parase el reloj. Esos instantes dejan un sabor dulce en el corazón y en la memoria afectiva siendo semilla de gratitud para recordar con cariño esos pedacitos de vida.

Los 4 acuerdos

Los Cuatro Acuerdos.
SE IMPECABLE CON TUS PALABRAS:
Habla con integridad. Di solamente lo que quieras decir. Evita hablar contra mismo y chismorrear sobre los demás. Utiliza el poder de tus palabras para avanzar en la dirección de la verdad y el amor. Toda la magia que posees se basa en tus palabras. Son pura magia y si las utilizas mal, se convertirán en magia negra. Con una sola palabra puedes cambiar una vida o destruir a millones de personas. Se impecable con tus palabras y trasciende tu nivel de existencia
NO TE TOMES NADA PERSONALMENTE:
Lo que los demás dicen y hacen es una proyección de su propia realidad, de su propio sueño. NADA de lo que hacen es por ti. Cuando seas inmune a las opiniones y los actos de los demás, dejarás de ser la víctima de un sufrimiento innecesario. La impecabilidad de tus palabras te llevara a la libertad personal, al éxito y a la abundancia.
NO HAGAS SUPOSICIONES:
Encuentra la valentía necesaria para preguntar y expresar lo que realmente quieres. Comunicate con los demás tan claramente como puedas a fin de evitar malentendidos, tristeza y dramas. Solo con este acuerdo transformarás tu vida por completo, el dia que no haga suposiciones, te comunicarás con habilidad y claridad y tus palabras se volverán impecables.
HAZ SIEMPRE LO MÁXIMO QUE PUEDAS:
Lo máximo que puedas hacer cambiará de un momento a otro; será distinto cuando estés sano que cuando estés enfermo. Bajo cualquier circunstancia, haz sencillamente lo máximo que puedas, y de este modo evitaras juzgarte, maltratarte y lamentarte.

15 cosas a decretar en 2016

Este año, nos convertiremos en esa persona que siempre hemos querido ser.

Dicen que el poder de las palabras es innegable y que decretar y decir con voz fuerte y clara lo que planeamos hacer es la mejor forma de asegurarnos que así será.
Si bien las palabras son sólo un vehículo que impulsa nuestra fuerza interior, creo que son la mejor forma de expresar lo que queremos lograr y lo que ya no queremos tener más en nuestra vida.
Es un ejercicio divertido, interesante, potente y muy apropiado si consideramos que este año comienza a llegar a su fin. Estas son sólo algunas cosas que creo debemos decretar pero, como siempre, añadir las tuyas es crucial.
1. Me convertiré en la persona que siempre he querido ser
2. Esperaré menos y daré más
3. Trabajaré, pero también me preocuparé de vivir
4. Comenzaré a tomar pequeños pasos para convertir mis sueños en realidad
5. Dejaré de comprar cosas que no necesite
6. Intentaré hablar sólo de cosas buenas
7. Escucharé con atención a todo aquel que lo necesite
8. Intentaré desconectarme un poco de las distracciones de la tecnología y conectarme más con mi interior
9. Me quejaré menos y apreciaré más todo lo que me rodea
10. Juzgaré menos y seré más comprensivo
11. Escogeré el amor por sobre el odio
12. Enfrentaré mis miedos y haré todo eso que siempre he querido
13. Dejaré de complacer a los demás y comenzaré a complacer sólo a la voz que habita en mi interior
14. Dejaré de pensar que debo ser perfecta y me aceptaré tal y como soy
15. Haré de este 2016 un año lleno de paz y felicidad

Reflexión: El Regalo

Una madre le comenta a su hijo:
– Si alguien llega a ti con un regalo y tú no lo aceptas
¿a quién pertenece el regalo?
– El hijo responde: a quien intento entregármelo mamá.
La madre continua:
– Así es hijo, lo mismo vale para los insultos,
la envidia, los celos, la rabia. Cuando uno no acepta, continua
perteneciendo ese regalo a quien lo lleva consigo.

Reflexión: No permitas llevar mochilas ajenas (emociones
tóxicas de otros) que sólo generan desgaste a nuestra salud espiritual.

Cómo concretar los objetivos de un nuevo año

Para que el paso del tiempo no se convierta en algo monótono es importante tomar conciencia de ese fluir de los meses. Y el inicio del mes de enero es un anclaje emocional para posicionarnos en una nueva etapa. En el próximo 2016 te invito a que los objetivos que te marcas no son los típicos y habituales sino que aspires a comprometerte realmente con aquello que deseas para que las metas de enero no sean una vez más, olvidadas en febrero.
Al definir las metas de un nuevo año es aconsejable que te preguntes: ¿Realmente estoy dispuesto a asumir el precio del esfuerzo que debo pagar por alcanzar este propósito? En la mayoría de las ocasiones, no existe premio sin esfuerzo previo.



Elabora una lista de ideas a evitar
Puedes elaborar una lista de todos aquellos objetivos repetidos que te acompañan año tras año y que, luego nunca cumples. De este modo, podrás visualizar de un modo más claro este tipo de metas poco constructivas para invertir más tiempo y atención en otros fines con los que te comprometas de corazón.
Si tuvieses que elegir una situación ideal en tu vida que te gustaría vivir dentro de un año: ¿Cómo te gustaría que fuese esa situación? ¿Qué distancia existe entre tu estado actual y tu estado deseado? ¿Qué vas a hacer para alcanzar esa meta?
Para concretar los objetivo de un nuevo año es recomendable que no te marques más de dos o tres propósitos ya que concretar tu lista de prioridades te ayuda a mejorar tu nivel de concentración en dicho ámbito.

Objetivos que sean un reto
La tentación de la comodidad también es muy frecuente cuando nos enfrentamos a retos que nos hacen salir de nuestra zona de confort. Sin embargo, es saludable tener retos de vida que se convierten en ocasión de felicidad.