La estafa de los créditos express

El subdelegado de la Condusef, Ignacio Villanueva Chávez alerta a los usuarios financieros a no aceptar –créditos exprés– por parte de empresas que promocionan por las calles financiamientos hasta por cinco millones de pesos, sin requisitos, como la consulta del historial crediticio, lo cual se convierte en un potencial fraude.
Señaló que existen elementos de publicidad engañosos y que deben ser verificados, donde las personas no deben dejarse llevar por los aprietos financieros que puedan enfrentar en la actualidad.
En lo general, apuntó que esas empresas se ostentan como debidamente constituidas y certificadas ante notario, sin embargo, antes de firmar un contrato, es necesario que se consulte si la institución se encuentra registrada ante las autoridades competentes como la Condusef, cuando son entidades financieras; o ante la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco), cuando se trata de establecimientos comerciales que operan como gestoras.
Para consultar si la institución está autorizada ante la Condusef, comentó que se debe ingresar al registro de prestadores de servicios financieros, en el portal de este organismo, se busca el nombre de la institución, lo cual permitirá saber a qué sector pertenece. En caso de que no se encuentre en el Sipres, se sabrá que no es una institución financiera autorizada, por lo que si se tiene una inconformidad, no se podrá presentar en la Condusef.
Si aparece en el Sipres, se trata de una entidad registrada ante la Condusef. Una vez que se haya corroborado ese dato, hay que ingresar al www.buro.gob.mx para buscar el sector y el nombre de la institución, así podrás conocer el comportamiento general de la misma.
Además, el funcionario comentó que la persona no debe dejarse deslumbrar ni realizar depósitos por concepto de “autorización”, y asegurarse de la viabilidad del otorgamiento del financiamiento. Identificar también las comisiones asociadas al préstamo y la tasa de interés que cobrarían, eso permitirá tener los elementos iniciales para saber cuánto costará ese tipo de financiamiento.
De igual modo, mencionó que ese tipo de empresas indican que el monto de la comisión no será reembolsable, en caso de que la solicitud del crédito sea negativa, En algunos casos los rangos van desde el 5 hasta el 10%, tan solo por el depósito que se hace por el trámite de la solicitud.
Además señaló que antes de entregar información personal, hay que verificar que se trate de una institución autorizada, se debe cuidar la información personal. No deben entregarse documentos personales o datos de tarjetas de crédito o débito, si no se está seguro de que sea una institución autorizada o empresa seria.
La información que proporcionan esas instituciones o empresas puede ser confusa, por ello se recomienda que sean verificadas  para evitar caer en un engaño.
Además, Villanueva Chávez indicó que esas empresas ofrecen a la víctima –que necesita un préstamo– un crédito sin la necesidad de consultar su historial crediticio, y con tasas de interés por debajo de las ofertadas en el mercado.
Solicitan que se contrate un seguro o fianza, dejar como garantía las escrituras de alguna propiedad, y/o pagar un estudio socioeconómico. Generalmente las víctimas optan por pagar el seguro o el estudio socioeconómico, por lo que les solicitan una tarjeta de crédito o débito para efectuar el pago, el cual se aplica en ese momento.
Firman un contrato en donde la empresa estipula que sólo son “un servicio de gestoría” para tramitar el crédito, lo cual no garantiza el otorgamiento del mismo. Informan al usuario que su crédito fue aprobado pero que la “Institución Financiera otorgante”, requiere copias certificadas de escrituras de una propiedad. Como el usuario no cumple con este último requisito, se le informa que su solicitud queda cancelada y que el pago efectuado aplica para cubrir sus honorarios de gestión, advirtió.

Deja un comentario