Sharon Stone en la serie Mosaic

Su nombre es sinónimo de icono hollywoodense y símbolo sexual. Se trata de Sharon Stone y está de vuelta.

La actriz, quien en marzo cumplirá 60 años, le da una nueva oportunidad a su carrera luego de haberla pausado tras sufrir un aneurisma en 2001, el cual la puso al borde de la muerte, y para dedicarse a criar a sus tres hijos.

La protagonista de Bajos Instintos retoma por completo la actuación y su primer paso en este segundo aire fue la serie Mosaic, dirigida por Steven Soderbergh y que será estrenada el lunes próximo por HBO.

“Dejé de trabajar por lo que me sucedió y no podía seguir, después adopté dos niños más y sólo hice cosas que tomaran dos semanas, para no estar alejada de mis bebés, así que sólo tuve pequeñas participaciones.

“Lo cierto es que hasta este proyecto no había hecho ninguna gran producción y no me sentía física, emocional ni mentalmente capaz de hacer algo de gran tamaño. Para mí, esto es como mi regreso”, compartió Stone ayer, en entrevista.

Pero no desapareció del radar, pues se mantuvo bajo los reflectores pese a sus problemas de salud y hasta actuó en series de televisión y películas, incluida Bajos Instintos 2, en 2006. No obstante, la actriz asegura que no se sentía preparada para su faceta profesional.

“Esta (Mosaic) fue una gran oportunidad para mí de volver al trabajo. Me hizo sentir bien y ver que podía hacerlo. Después de la serie contraté un mánager y un agente. Y, por primera vez en mucho tiempo, estoy tomando muy en serio esto de regresar”, agregó la también protagonista de Invasión a la Intimidad y Casino.

Sin embargo, reconoce que esta nueva oportunidad la aterra porque en los últimos años sus prioridades cambiaron. Ahora no sólo piensa en ella, sino que todas sus acciones están basadas en el bienestar de sus tres hijos: Roan, Laird y Quinn, adoptados.

“Es emocionante, pero es abrumador también porque ya pasó mucho tiempo desde que me tocó hacerlo, y he pasado tanto tiempo en casa, con mis niños, que estar alejada de ellos es (estresante).

“Entre entrevistas estoy tratando de comprar una nueva mochila para mi hijo, hablando con los profesores de quinto y sexto grado y si el otro se involucró en un problema escolar. Ahora tengo muchas más cosas por hacer porque tengo muchos hijos y soy madre soltera”, expresó Stone.

Y porque tampoco le da pena admitir que, pese a tener una buena condición física, además de la ayuda de su niñera y el apoyo de su socio, el tiempo no pasa en vano y su ímpetu y energía no son los mismos que a finales de los 80, cuando adquirió popularidad por cintas como El Vengador del Futuro.

“Simplemente no puedo hacerlo, soy superatlética, pero conforme envejeces te cansas más rápido. Tengo más cosas en el plato y por eso me tengo que organizar mejor”, dijo la también modelo.

Y si había alguna duda de que este sex symbol regresaba para quedarse, este año filmará dos cintas, una donde interpretará a una traficante de heroína y, después, una comedia junto a Bette Midler.