Que tan milagroso es el cloro contra el coronavirus

El primer caso de coronavirus en México se confirmó el viernes en la mañana y las compras de pánico comenzaron. Dentro de estas, muchos se llevaron productos desinfectantes como gel antibacterial y toallitas de marcas como Lysol y Clorox.

Esto debido a que estos productos de limpieza promocionan en sus etiquetas que son capaces de matar 99.9% de las bacterias y los virus, como el coronavirus humano. Pero, ¿es esto cierto?

Según un comunicado que emitió la compañía Lysol, sus toallas son capaces de erradicar algunas cepas del coronavirus como el humano y el SARS-CoV (Síndrome Respiratorio Agudo Severo). Sin embargo, aún no ha sido probado en contra de la nueva cepa, el COVID-19.

“Como se trata de un brote emergente, todavía no tenemos acceso al nuevo virus (2019-nCoV) para realizar las pruebas pertinentes. Los aerosoles y las toallitas desinfectantes para superficies de Lysol han sido probados contra otras cepas de coronavirus como el Coronavirus Humano y el SARS-CoV, y se han encontrado que son efectivos eliminando estos virus sobre superficies no porosas. El 2019-nCoV es una cepa nueva, por lo que estamos trabajando con nuestros socios para garantizar la efectividad de nuestra gama de productos tan pronto como sea posible”, escribió la compañía en un comunicado.

Sin embargo, la Agencia de Protección Ambiental, de Estados Unidos (EPA, por sus siglas en inglés) cree que los desinfectantes pueden ser efectivos contra esta nueva cepa, según el portal de CNN. Esto debido a que tanto Clorox como Lysol se han demostrado efectivas con cepas previas del virus, por lo que declararon que las toallitas se pueden usar de forma segura.

De acuerdo con el doctor Amesh Adalja, investigador del Centro Johns Hopkis para la seguridad de la salud, los coronavirus son virus recubiertos. “Sabemos que los virus que carecen de un recubrimiento son mucho más resistentes en el medio ambiente”, explicó. Pero Adalja también cree que estos desinfectantes pueden ser efectivos contra el nuevo virus.

No obstante, las compañías no pueden asegurarlo en su etiquetado, ni fuera de este, ya que primero deben solicitar una “afirmación sobre patógenos emergentes”, la cual tiene base en afirmaciones anteriores aprobadas para virus más difíciles de matar. Después, la agencia lo revisa y determina si la empresa puede hacer la determinación de manera segura.

Mas, esto no es suficiente, ya que la confirmación definitiva de la eficacia de las toallas solamente se puede hacer cuando se pruebe directamente con la cepa.

Deja un comentario