Reflexión; La Maestra

Queridos Estudiantes,

La próxima semana tomarán su prueba ISTEP de matemáticas y lectura, y dos semanas después de eso tomarán la prueba IREAD. Sé lo duro que han trabajado, pero hay algo muy importante que deben saber.

Las pruebas ISTEP y IREAD no evalúan todo lo que los hace especiales y únicos. La gente que crea estas pruebas y las evalúa no los conoce a todos como yo ni como sus familias.

Ellos no saben que algunos de ustedes hablan dos idiomas, o que aman cantar o dibujar. Ellos no han visto su talento natural para bailar. Ellos no saben que sus amigos cuentan con ustedes, que sus risas pueden iluminar el día más oscuro, o que sus caras se sonrojan cuando sienten vergüenza.

Ellos no saben que participan en deportes, que piensan en el futuro, o que a veces ayudan a su hermanito o hermanita después de la escuela. Ellos no saben que son simpáticos, confiables y pensativos… y que cada día tratan de ser mejores.

Las evaluaciones que obtendrán de estas pruebas les dirán algo, pero no les dirán todo. Estas pruebas no los definen. Hay muchas maneras de ser inteligente. ¡USTEDES son suficientemente inteligentes!

Ustedes son la luz que ilumina mi día y la razón por la que estoy feliz de venir a trabajar cada día. Entonces en medio de estas pruebas, recuerden que no hay manera de “probar” todas las cosas sorprendentes y asombrosas que hace que ustedes sean USTEDES.

Todo lo que les pido es que hagan lo mejor que puedan y que no se rindan. Han estado trabajando para esto desde el Kinder y ¡están listos! ¡Yo creo en ustedes!”

Abby estuvo tan contenta y agradecida del gesto de esta profesora que comentó algo con lo que estoy muy de acuerdo.

“No sólo necesitamos más profesoras como ella, sino también más gente como ella en el mundo.”

Deja un comentario