La cuarentena como normalidad de vida

El escritor argentino Demián Bucay ofreció una plática a través de las redes sociales de Editorial Océano, la cual tuvo como eje temático una serie de reflexiones para sobrellevar la cuarentena. Su primera recomendación fue no comparar la vida actual con la existente antes de la cuarentena y señaló que, hoy en día, Latinoamérica sufre más las consecuencias del encierro que de la pandemia en sí misma.

Comparó la experiencia de estar encerrado con el yeso de una fractura; aun cuando el yeso resultara incómodo, es la solución a un problema mayor. Dijo que la cuarentena no es un problema en sí y eso debemos tenerlo presente para no estancarse simplemente en la queja.

Continuó diciendo que cuando se presenta el hartazgo, el cansancio y el fastidio es necesario acudir a la creatividad. Recordó a un profesor que tuvo en su época de estudiante, quien le recomendó ponerse a estudiar cuando se aburriera de estar con el mismo paciente. “Estudiar más nos ayuda porque uno empieza a saber más, ve y escucha diferente; el abanico de lo que puede escuchar una persona se extiende, entonces uno no se aburre tanto”.

Habló sobre la cooperación entre los ciudadanos y que exigir la colaboración puede ser un error porque genera resistencia en los otros. Asimismo, durante la plática narró un cuento zen donde un monje le da dinero a un ladrón que intentó robarle, lo que produjo un cambio en el malhechor. Recomendó que a través de la generosidad se puede conseguir la cooperación y evitar peleas.

El también psiquiatra y psicoterapeuta abrió su charla a la interacción con el público, pero ante la falta de retroalimentación, optó por hablar del compañerismo. Narró así la parábola del bote vacío de Chuang Tse, ello para explicar que todas las personas tienen deseos y sus necesidades pueden chocar entre sí, específicamente en la cuarentena, por lo que ser compasivo ayuda para desactivar ciertos conflictos.

Finalmente expresó que es mejor considerar la cuarentena como la nueva normalidad y no esperar a que termine para “seguir creciendo”; señaló que mantener el desarrollo personal y la actividad social son los dos factores esenciales para sobrellevar el encierro de mejor manera.

Deja un comentario