Síndrome del bebé sacudido, problema que deja lesiones de por vida

El síndrome del bebé sacudido es un tipo de traumatismo cerebral infligido cuando el infante es sacudido violentamente, explica el Instituto Nacional de Trastornos Neurológicos y Derrame Cerebral (NINDS, por sus siglas en inglés).

El síndrome ocurre debido a que el cuello de los bebés es débil y la cabeza es grande, por lo que cuando es sacudido, se provoca que el frágil cerebro salte de adelante hacia atrás dentro del cráneo y sufra contusiones, hinchazón, hemorragias de retina, daños en médula espinal y fracturas de diversos huesos.

Las lesiones características del síndrome puede presentarse en bebés menores de dos años, y en algunos casos hasta los cinco años de edad.

Los síntomas que presentan son irritabilidad extrema, letargo, inapetencia, problemas respiratorios, convulsiones, vómito y piel azulosa o pálida.

El tratamiento para el síndrome del bebé sacudido incluye medidas de soporte vital y respiratorio, además se realiza cirugía para detener las hemorragias. Los médicos que atienden este tipo de caso realizan resonancias magnéticas o tomografías computarizadas para tener un diagnóstico definitivo.

La mayoría de los bebés que sufren las sacudidas intensas, explican los especialistas, pueden tener alguna forma de discapacidad neurológica o mental como parálisis cerebral, retraso mental, que se presentarán hasta los seis años.

Deja un comentario