Conoce las causas y síntomas de la listeriosis

La listeriosis es una infección causada por una bacteria llamada “Listeria monocytogenes”, la cual está presente en alimentos contaminados como lácteos, verdura y carne cruda, entre otros.

De acuerdo con Larry M. Bush, médico de la Facultad de Medicina de la Universidad Charles E. Schmidt de Florida, en algunos casos, las bacterias pueden penetrar en el torrente sanguíneo y diseminarse a otros órganos.

Asimismo, pueden expandirse en los tejidos que recubren el encéfalo y la médula espinal causando meningitis, endocarditis y daño en las articulaciones.

Los síntomas incluyen escalofríos, fiebre, dolores musculares, náuseas, vómitos y diarrea; por lo general, remiten en un término de uno a siete días.

Por otra parte, si se desarrolla listeriosis invasiva, los síntomas varían dependiendo de la zona infectada pero cuando se produce meningitis, los pacientes presentan dolor de cabeza y rigidez en el cuello; también pueden presentar confusión y pérdida del equilibrio.

Según Bush, se estima que en EUA, al menos mil 600 personas padecen esta infección al año, mientras que una de cada cinco mueren por esta causa. Es más frecuente en mujeres embarazadas, recién nacidos, adultos mayores de 60 años y en personas que tienen un sistema inmunológico debilitado.

Por lo anterior, el experto recomienda que las personas cocinen de manera adecuada los alimentos a una temperatura interna de 73.9 °C o hasta que emitan vapor justo antes de servirlos, así como refrigerar las sobras dentro de las dos horas posteriores a su elaboración en recipientes cubiertos y poco profundos, es importante que no se consuman después de dos o tres días.

También es ideal que las personas con alto riesgo eviten comer quesos o lácteos sin pasteurizar, pasteles, pescados y mariscos ahumados o crudos, entre otros, de igual forma pueden ajustar la temperatura del refrigerador a 4.4 °C o menos y el congelador a -17.8 °C aproximadamente.

Para diagnosticar la listeriosis, los médicos extraen una muestra de sangre o realizan una punción lumbar para obtener una muestra del líquido que rodea el encéfalo y la médula espinal. Después, las muestras se envían al laboratorio para realizar un cultivo bacteriano y de esta forma confirmar el diagnóstico.

Por último, Bush menciona que las personas que contraen esta infección se tratan con la administración de antibióticos, excepto que tengan alguna alergia a estos, entonces se personaliza el tratamiento.

Deja un comentario