Zuria Vega confiesa que tuvo un colapso nervioso durante su primer parto

Zuria Vega se convirtió en madre con la llegada de Lúa , enero de 2017. Luego al lado de su esposo, Alberto Guerra celebraron el nacimiento de Luka , en mayo de 2019. Desde entonces es común que la actriz comparta su experiencia como mamá a través de sus redes sociales. Recientemente, en una transmisión en vivo con Wadi Duola , educadora perinatal y fundadora de Alma Madre —un sitio que se dedica a dar diversos cursos sobre maternidad y estilo de vida—, Zuria compartió las dificultades que afrontó en cada uno de sus partos, entre ellos el colapso nervioso que tuvo en el primero, tras la muerte de su papá Gonzalo Vega .

“Yo tenía el sueño y la certeza de que iba a tener un parto natural y busqué así el equipo, me preparé (…) Mi papá muere cuando yo tenía 7 meses de embarazo, a mí me dijeron que Lúa iba a nacer a finales de diciembre y se esperó a nacer en mi cumpleaños. “Ella traía el cordón en el cuello, que eso no es un impedimento para que tengas un parto natural; estaba perfectamente acomodada desde antes y cerca de las semanas a la fecha de parto se empezó como a ladear”, precisó Zuria . Tras recurrir a la acupuntura y al yoga para que la bebé retomara su posición en el vientre, no lo consiguió y el día de su parto estuvo aproximadamente 18 horas sin intervención médica porque así lo decidió. “La verdad es que disfruté mucho el proceso, yo tuve una cesárea y un parto natural, entonces, es interesante el proceso de los partos porque con los dos tuve un trabajo de parto muy largo, pero fueron muy distintos” contó Vega . Fue entonces cuando Zuria compartió que sufrió un colapso nervioso durante su primer parto, debido a la muerte de su papá, pues comprendió que su primogénita jamás conocería a su abuelo.

“Mis partos, al final no tuvieron intervención médica como tal, pero sí tuvieron mucha intervención (sic), entonces no fueron partos que pudieron seguir un ritmo que a mí me hubiera gustado porque las posiciones de mis hijos no lo permitían, entonces me tenían que hacer ciertos movimientos que en verdad duelen, en medio de la contracción. “Después de tantas horas me dicen: ‘No se va a poder, te tenemos que abrir’, y fue un momento en el que lloré poquito, vi la cara de mi esposo que hizo como ‘¿Te cae? Después de lo que está pasando la vas a abrir'”, agregó Zuria . Su experiencia con Luka fue completamente diferente, ya que el bebé estaba acomodado perfectamente para nacer a través de un parto natural. La actriz empezó a sentir contracciones la madrugada del 20 de mayo, momento en el que llamó a su hermana Marimar Vega , quien deseaba estar presente en el parto. “Cuando me checaron vieron que Luka estaba haciendo lo mismo que Lúa (cambiar de posición en el vientre) eso hace el parto mucho más doloroso, él no traía el cordón (umbilical en el cuello). Otra vez, agujas, movimientos, ejercicios para acomodarlo, lo logramos acomodar en un punto. “La verdad es que cuando nace, que eso es brutal, eso no lo pude vivir con Lúa , como cuando nace tu bebé todo se te olvida, todo se fue”, precisó la actriz al mismo tiempo que recordó el gran apoyo que Alberto le brindó todo el tiempo.

Deja un comentario