Netflix graba serie Luis Miguel sin aval de la ANDA

La Asociación Nacional de Actores (ANDA) emitió un comunicado donde da a conocer que la producción de Luis Miguel, la serie, dio inicio sin la firma de un contrato colectivo de sus histriones, pues en la segunda temporada de dicho proyecto el talento actoral no está contratado tomando en cuenta al sindicato que vela por los intereses de sus agremiados, como son las prestaciones derivadas de su contratación.

A pesar de que en la primera temporada de la serie sí se realizó el contrato con la ANDA, en esta ocasión el exitoso proyecto producido por CANANA para la plataforma Netflix, de acuerdo con la postura de la asociación, está evadiendo las obligaciones que tiene hacia sus trabajadores. Por esta razón le han pedido a las casas productoras involucradas que se solidaricen con sus trabajadores, y que en esta caso la plataforma de contenidos vía streaming actúe como una empresa socialmente responsable y tome cartas en el asunto en pro del bienestar de los actores vinculados a la grabación.
“La Asociación Nacional de Actores hace público su descontento respecto a la decisión tomada por CANANA, productora de la serie audiovisual Luis Miguel, de no firmar un Contrato colectivo de trabajo que garantice las prestaciones, condiciones laborales y derechos humanos mínimos necesarios para la labor de nuestros compañeros actores dentro de la industria de la Protección audiovisual. Esto a pesar de haber realizado mesas de negociación con el sindicato y de que en la temporada anterior sí se contara con dicho contrato”, se lee en la carta también difundida en su cuenta oficial de Twitter.
En el documento de una página fechado este 23 de septiembre se lee: “No tener la oportunidad de cotizar por medio del sindicato significa para muchos de ellos no poder abonar su trabajo para la consecución de servicios básicos tales como: atención médica, estancia infantil, cambios de calidad y una futura jubilación”.

De acuerdo con este informe, Netflix debe asumir su responsabilidad como empresa empleadora y debe velar por el cumplimiento de los lineamientos laborales por parte de CANANA, productora dirigida por Pablo Cruz.

Se expresa que en caso de que la empresa estadounidense no exija dicho cumplimiento a la productora mexicana se estarían convirtiendo en cómplices o auspiciadores de una “conducta negativa hacia los trabajadores actores”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *