Todo mal: tensión entre los OV7 y denuncias a la Profeco en su concierto virtual

Este fin de semana el grupo OV7 ofreció un concierto vía streaming, pero todo salió mal porque quienes presenciaron el concierto de la agrupación notaron la gran tensión que existe entre Ari Borovoy y los demás integrantes. No sólo eso, sino que algunos de sus fans que no pudieron ingresar con su código al concierto online, se quejaron en redes sociales y levantaron la denuncia correspondiente en la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco).

Así lo dieron a conocer Javier Poza y su coordinador de información, Giovanni Morales, en el programa de hoy en Grupo Fórmula, al platicar sobre la tensión que pudieron notar entre los OV7 durante este concierto en línea.

Primero, Medina resaltó que el público que compró sus boletos se mostraron desanimados porque pensaron ver a la agrupación unida, pero a cambio, Oscar Schwebel, quien no se encontraba en territorio mexicano, tuvo que hacer su presentación ¡en solitario y apartado de los demás integrantes! Y no sólo eso, sino que en el escenario donde se presentó el resto de la agrupación, la audiencia notó cómo Ari Borovoy se mantuvo alejado de los demás en todo momento.

Empezamos a ver un OV6 y luego un OV5 porque Oscar no pudo viajar e hizo su participación solo desde Los Ángeles”.

Y no sólo eso, sino que Javier Poza resaltó que en el concierto, tan esperado por sus fans, nunca hubo interacción con el público que hizo el esfuerzo de comprar los boletos:

Parecía un show pregrabado. No tuvieron interacción con su público. Nunca se acercaron a leer el chat. Les pidieron muchas canciones que nunca cantaron”.

El experimentado periodista Javier Poza bien explicó que “el éxito de ese tipo de conciertos (online) es la interacción que tiene con el publico a través del chat, que sienten que vale la pena lo que pagaron para presenciar a los OV7“.

Giovanni Medina agregó que en todo momento se le pudo ver a Borovoy de lo más incómodo, además de que fue de lo más notorio que no quiso acercarse a convivir con el resto de sus compañeros salvo Erika Zaba.

Después de esto era como Ari Borovoy y el resto de los OV5. Ari estaba, se le ve en los videos, en la transmisión como cansado, como que ‘ya quiero que termine’, se notaba incómodo, no se acercaba a cantar con ellos, ellos tampoco se acercaban, de repente interactuaba solo con Érika Zaba”.

Lo peor del asunto es que los fans no estuvieron satisfechos con la duración del concierto vía streaming, pues no duró ni una hora.

Duró el concierto 40 minutos. Empezó a las 6:10 y terminó 6:50. No cantaron muchas canciones necesarias para un grupo como OV7, además quitando el tiempo que ellos hablaban sin interactuar con el público”.

Y cuando finalizó el show, “cada quien se despidió y se fue por donde pudo. Ari Borovoy fue el primero en irse”.

Poza y Medina agregaron que muchos fans que compraron su boleto no pudieron tener acceso al link y terminaron denunciando a través de las redes sociales y claro, ante Profeco.

Se veían tensos, llegaron a abrazarse y Ari, pues no abrazó a nadie, Lidia tampoco, se notaba el lenguaje corporal de Ari Borovoy”.

También trascendió que la agrupación únicamente logró vender 3 mil boletos, acción de la que se habría jactado Borovoy puesto que aseguró, él vendió junto a el grupo Matute 14 mil boletos:

Vendieron cerca de 3 mil boletos, y Ari dijo que él con Matute vendió 14 mil y los OV7 se le quedaron viendo con cara de qué necesidad de decirlo”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *