Rafael Amaya vuelve a redes sociales tras drogadicción

Rafael Amaya causó revuelo al publicar una foto grupal en Instagram después de casi tres años de ausencia en la red social. El actor mexicano compartió una imagen donde aparece con su mánager Karem Guedimin y cuatro acompañantes más. Esto llamó la atención debido a que desde hace dos años, Amaya se alejó completamente de las redes sociales y la televisión, después de abandonar la sexta temporada de la serie El señor de los anillos de la cadena Telemundo. En la siguiente entrega, su personaje sólo apareció la muerte de su personaje.

La penúltima publicación del actor fue en el 2018 y tras años de ausencia, el intérprete sorprendió a sus seguidores de Instagram al publicar una imagen que levantó los rumores sobre un posible regreso a la televisión. “Artillería pesada” fue la frase con la que acompañó la imagen que fue celebrada por amigos y fanáticos que extrañaban la presencia de Amaya en Instagram. “Te quiero siempre mi querido amigo”, escribió la madre de Eiza González, Glenda Reyna. “Te extrañamos por aquí”, mencionó Gala Montes, mientras que la actriz Verónica Montes reaccionó con una serie de emojis de manos aplaudiendo. El 1 de diciembre, el ex boxeador Julio César Chávez compartió en su cuenta de Instagram una imagen donde aparece al lado del actor: “Aquí disfrutando mi Culiacán junto a mi vieja Myriam Escobar y el Señor de los Cielos (les dije que soy amigo de todos). Y prepárense que regresa más fuerte que nunca Rafael Amaya. Lo pondré entrenar en JC Chávez Boxing Studio”, escribió el ex pugilista. A finales de 2020, People en Español publicó una entrevista con Rafael en donde cuenta el infierno que vivió mientras estuvo sumergido en el mundo de las drogas y los excesos. Aseguró que el querer darle gusto a la gente que lo rodeaba, fue una de las razones que lo llevaron a perderse en el mundo de las drogas.
“Mucha gente me catalogaba como ellos querían que fuera, de alguna forma siempre me ha gustado quedar bien y darle placer a la gente en cuanto a cómo me veo […] Poco a poco empecé con el alcohol, después con otras sustancias y me fui hundiendo”, explicó a la publicación. Dijo que llegó a menospreciar a sus seres queridos por no estar “a su nivel”: “Los buenos amigos ahí están siempre, pero como no tomaban, ni estaban en la fiesta, ni tenían carros lujosos, ni yates, ni nada, pensaba que no estaban a mi nivel. Imagínate las babosadas en las que estaba pensando”. Rafael estuvo en rehabilitación y reconoció que está consciente de que su enfermedad deberá tratarla de por vida: “Sigo yendo a juntas, pero estoy terminando mi proceso. Esto es de por vida. Fue un tratamiento de cuatro meses y estoy muy agradecido, contento”. Sin embargo, Julio César Chávez reveló a principios de febrero, en El Gordo y La Flaca, que Amaya no ha acudido a las reuniones: “A él le falta seguir yendo a pláticas, si recae o no, no preguntes por qué, ¿me entiendes?, porque no vas a tus juntas”.