SE LE METE EL DIABLO A DON VICENTE PÉREZ ALMANZA AL DESCUBRIR EL HILO NEGRO YA QUE LAS ENCUESTAS SON DE QUIÉNES LAS PAGAN Y SE LES DEBE PROHIBIR QUE LAS HAGAN PÚBLICAS LOS PARTIDOS POLÍTICOS

 

Por Armando Bronca Segura

Se le mete el diablo a mi carnal Vicente Pérez Almanza dueño del Partido Libre de Aguascalientes, quien exige que se elimine la “encuestitis”, al tiempo que les lanza un enérgico llamado a las autoridades electorales para que pongan un alto a la práctica de los partidos políticos de publicar encuestas en las que, asegura, quien las paga resulta ganador.

Pérez Almanza, -ya enguelao dijera mi agüela- exige que las autoridades electorales deberían de intervenir para que esta herramienta de medición no sea utilizada para crear falsas percepciones en el electorado.

Lo que no dijo o no criticó es la falta de respeto de algunos políticos de “crear partidos políticos” para vivir del presupuesto…

 “Diario vemos un ganador y un perdedor y las encuestas ya las sabemos, benefician al que las paga; no hay un ganador, las elecciones todavía no comienza, no hay un perdedor. Las elecciones para elegir presidentes municipales y diputados locales inician el 19 de abril; es un error, es una falta de respeto al electorado y al sistema democrático el hecho de que alguien se declare ganador según sus encuestitas. A nadie le preguntan, esas encuestas las hacen a complacencia de quién las paga”.

Según él las encuestas ocasionan un duro daño a la democracia toda vez que crean en la ciudadanía la falsa impresión de que las elecciones ya están designadas para tal o cual partido, y finalmente deciden no salir a votar.

Luego de todo el show de mi carnalote Vicente de que no son necesarias las encuestas, luego reculó y dijo que si sirven pues, que los partidos las hagan pero que no las difundan, que sí las compren pero para consumo interno y a para decisiones a lo interno en los institutos políticos.

“Yo creo que se debe poner orden en cambiar la ley, en prohibirlas y el IEE y el INE deben de poner también orden, es algo que daña al sistema democrático. Los problemas de las encuestitis”.