Ximena Sariñana, madrina de lujo de los primeros ganadores de OCESA

OCESA siempre está a la vanguardia. Hace unos días concluyó
un concurso único en su tipo, que sólo podía ser organizado por
la empresa líder en entretenimiento fuera de casa porque sólo
OCESA es capaz de garantizar que sus ganadores asistirán a los
mejores eventos de México. De eso se trató Emoción 365, de
competir por ser uno de los cinco primeros en ganarse un premio
exclusivo, nunca antes visto: tener acceso gratuito a cualquier
concierto organizado por la empresa en el lapso de un año.

De acuerdo a las bases generales del concurso, los cinco
ganadores serán acreedores a dos boletos para cada uno de los
eventos de OCESA, con vigencia de un año a partir del 1° de
septiembre de 2008 y hasta el 31 de agosto de 2009.

Así, los conciertos de Ximena Sariñana en Monterrey,
Guadalajara y D.F. serán de los primeros en estar disponibles
para los ganadores de Emoción 365, concurso exclusivo para los
usuarios registrados de www.ocesa.com.mx.



Para celebrar, la joven cantante entregará los premios el mismo
día que grabará el Palomazo VL, una de las secciones exclusivas
del sitio www.vivelatino.com.mx.

Quién mejor que Ximena Sariñana para ser la madrina de este
concurso y de sus primeros ganadores. La artista se convirtió en
poco tiempo no sólo en un fenómeno en la radio, sino también
sobre el escenario.

Su pasada presentación en el Lunario del Auditorio Nacional
significó todo un suceso en taquilla, por lo que de inmediato se
abrió una nueva fecha, para un mayor público, en el Teatro
Metropólitan (26 de septiembre) además de otras presentaciones
en Guadalajara (19 de septiembre) y Monterrey (20 de
septiembre).

La también actriz ha hecho de 2008 su año, con su disco debut,
titulado Mediocre, el cual llamó la atención de propios y extraños
gracias a un sonido fresco y novedoso, en el que se
entremezclan ritmos de jazz, rock y pop, además de una lírica
sencilla y emotiva.

Por esta grabación, la cantautora recibió su primer Disco de Oro
a menos de un mes de haber salido a la venta. El cantante
español Miguel Bosé le entregó este reconocimiento, después de
haber descubierto y enamorarse de la música de Ximena a través
de un canal de videos.

Mediocre ha colocado en la radio los sencillos Vidas paralelas y
No vuelvo más, en tanto que en medios alternativos como Internet
el público ha hecho suyos los temas Normal y La Tina.

La música de Ximena Sariñana es sólo un pedazo del enorme
pastel que disfrutarán a lo largo del próximo año los ganadores
de Emoción 365. Para ser el siguiente ganador sólo basta
registrarse en www.ocesa.com.mx y esperar la próxima
convocatoria, misma que se realizará año con año.

Ésta y muchas otras sorpresas son las que se pueden encontrar
en www.ocesa.com.mx, nuestra página web oficial, totalmente
renovada, pues ahora cuenta con la mejor información sobre los
eventos que más le interesan a la gente, música, promociones
exclusivas y concursos sobre los mejores eventos a realizarse en
México.

OCESA está interesada en generar una comunidad del
entretenimiento, con muchos beneficios que se obtienen al ser
un usuario registrado, ya que se les mantiene al tanto de las
mejores promociones, se enteran antes que nadie de los
mejores eventos, se pueden ganar boletos gratis y la oportunidad
de conocer a sus artistas favoritos. Sólo basta registrarse en
www.ocesa.com.mx para tenerlo todo.

Todo un año de Emoción

Después de una persistente batalla, de vencer a los más de 80
mil participantes y ocho semanas de verdadera dedicación, por
fin, sólo cinco se coronaron como los verdaderos campeones del
concurso Emoción 365, que OCESA organizó. Juan Carlos Patiño
Zepeda, Karla Romano, Christian Aparicio, Erick Aparicio y
Eduardo Mendizabal Monfil, de hoy en adelante, son la envidia de
todos, porque se han convertido en los invitados de honor para
cada uno de los conciertos que OCESA tiene programados
durante todo un año.

Así es, un año completo con pase doble. Babasónicos, Los
Fabulosos Cadillacs, Oasis, Madonna y muchísimos más serán
tan sólo algunos de los eventos que estos cinco jóvenes tienen
asegurados. Su increíble viaje de música y teatro iniciará con
Ximena Sariñana, en el Teatro Metropólitan el próximo 26 de
septiembre.

Y para darle más oficialidad al asunto, fue ella quien los
amadrinó este 23 de agosto en el Pata Negra. Además de ser
testigo de la entrega de la constancia oficial que Renato Herrera,
Director de Mercadotecnia de OCESA, les dio a cada uno de los
ganadores; la cantante adelantó algunos detalles de su próxima
presentación. Con más músicos, temas inéditos, viejos y, claro,
los de su disco debut Mediocre, promete que dará un espectáculo
diferente y más completo al que dio en el Lunario.



Por su parte, los ganadores del concurso Emoción 365
externaron su sentir. Cada uno de ellos, entre los 15 y 21 años de
edad, reconocieron que no fue tan sencillo ganar, pues no se
trató de un sorteo, sino de una constante dedicación para
responder acertadamente a las trivias, estar enterados de lo
último que sucedía en la música y saber de los conciertos que se
presentaron. Puebla, Guadalajara y el Distrito Federal quedaron
representados en este grupo de ganadores, quienes desde ya
tienen en sus manos el gafete; ése que les abrirá las puertas a
cada uno de los eventos que OCESA tiene planeados y que, quizá
el próximo año, podría tener tu nombre.

Los 10 años de Calle 13

Calle 13 cumple diez años de su primer disco, que rompió los esquemas del género urbano y abrió una ruta de una veintena de premios que ha llevado a los principales integrantes de la banda puertorriqueña más internacional a trabajar ahora en sus proyectos en solitario.

“Un 29 de noviembre del año 2005 -según relató luego Flor Joglar, madre de René Pérez (Residente), cantante de la agrupación, en la introducción de otro disco-, por accidente, nació el Residente”, quien junto a su hermanastro, Eduardo Cabra (Visitante), formaron el grupo y publicaron Calle 13.

“Uno empieza a trabajar una propuesta sin pensar cuál es el final o cuánto tiempo que va a durar”, dijo Visitante, mente maestra de la parte musical de la agrupación, que en una década ha publicado cinco álbumes y ganado 22 Grammy Latinos.

A Cabra le llamaban ‘visitante’ porque tenía que idenficarse como tal para entrar en la urbanización donde vivían sus demás hermanos.

El primer objetivo de Calle 13 era lanzar su primer disco gratis por Internet, aunque posteriormente se lo presentaron a Elías de León, quien los firmó bajo su sello White Lion.

“Uno trabaja con amor y con mucho sacrificio tratando de echar la propuesta. Ha sido mucho el aprendizaje, por la gente que he conocido y la oportunidad de aprender y educarme, que ha sido brutal”, resaltó Cabra, casado con la cantante cubana Diana Fuentes.

Enseguida Calle 13 lanzó el video de ‘Se vale to-to’, dirigido por Residente, quien estudió Bellas Artes durante ocho años en Puerto Rico, EEU y España y escribía canciones de rap “como una forma de expresar las interrogantes que se planteaba”, según explicó en una ocasión.

Pero fue el tema ‘Atrévete-te-te’ y la canción ‘Querido FBI’, donde se criticaba la muerte del líder Filiberto Ojeda Ríos en un intercambio de disparos con el FBI el 23 de septiembre de 2005, lo que atrajo la atención del público.

En sus inicios hubo episodios polémicos, como cuando Residente dijo que tardó en subir al escenario a recoger uno de sus primeros Grammy Latinos o cuando visitó al exgobernador Aníbal Acevedo Vilá, más tarde acusado de corrupción.

Cuatro discos y varios premios Grammy más tarde, Residente, quien también ha colaborado con otros artistas como Mercedes Sosa, Nelly Furtado y Shakira, anunció que trabaja en el proyecto más ambicioso de su carrera y afirmó que Calle 13 nunca se separará.

Visitante, que trabajó en producciones de los colombianos Monsieur Periné, de los ecuatorianos Swing Original Monks y de la española Lamari, del grupo Chambao, afirma que “la música es la motivación para seguir trabajando y seguir rebuscando. La música y el arte, en general, dan muchas posibilidades y dan un poder de creación brutal, más el sonido y la composición, y eso para mí es lo mejor”.

KT Tunstall SE POSPONE ESTE CONCIERTO HASTA NUEVO AVISO

La reina del Kingdom of Fife, KT Tunstall es una de esas artistas
que vale la pena escuchar, ver y disfrutar. Por primera vez se
presenta en nuestro país y lo hará en el Vive Cuervo Salón, el
próximo 11 de octubre. Originaria de St. Andrews, Escocia, es
toda una revelación. Aunque su una carrera dio sus primeros
frutos en 2005, desde tiempo atrás KT se había dedicado por
tiempo completo a encontrar el estilo y la clase de música que
quería crear. Tocar desde los 20 años con bandas
independientes como Red Light Stylus, puliendo sus
composiciones, la llevó a lanzar a finales de 2004 su primer
disco: Eye to The Telescope, de donde se desprenden “Black
Horse and The Cherry Tree”, “Suddenly I See” y “Other Side Of The
World”.

Lo que vendría con este primer trabajo han sido sorpresas y
momentos que quedarán en la historia de la música. Su primera
presentación en vivo en Later… With Jools Holland, le dio el
empujó que necesitaba para relanzar este disco y colocarse en
los primero lugares de ventas. El público volteó su mirada a esa
chica, de menuda figura (sólo en apariencia) que creaba energía
pura con nada más que su guitarra, pandero y maestría en el
manejo del pedal Akai E2 Headrush. Su voz, influenciada por las
largas horas de escuchar a Ella Fitzgerald y Billie Holiday, le daba
la estocada final al corazón de quienes salieron en busca de ese
primer disco.



El resultado de ese camino creativo tuvo, para KT Tunstall,
muchas recompensas, como ser invitada al Festival Glastonbury.
Al cual ha sido requerida en los dos siguientes años. Las otras:
nominación al Premio Mercury Music, tres nominaciones a los Brit
Awards (ganó como mejor solista), el European Border Breakers
Award (por sus altas ventas) y una nominación al Grammy 2007
(como mejor actuación pop femenina). Y la lista no se detiene ahí.
Para seguir conquistando, lo siguiente fue el acústico KT Tunstall’
s Accoustic Extravaganza (2006).Sin embargo, es en 2007 que
aparece su nuevo trabajo de estudio: Drastic Fantastic, donde se
nota su disposición a explorar con otros sonidos más allá del
folk, su vértice. Más rock. Más pop.

Música hasta el tuétano, en esta ocasión sus referencias fueron
grupos que han sacudido la escena inglesa como The White
Stripes, ArcadeFire, The Killers y Bloc Party. El resultado un disco
con descargas explosivas, con sencillos como “Funny Man”, “Hold
On” y “Saving My Face”. KT Tunstall en México, gran oportunidad
escucharla y verla en acción. A ella, su guitarra y su inseparable
pedal, a quien tiernamente ha llamado “Wee Bastard Pedal”.

Madonna

Foro Sol, México, D.F.

Exigente, meticulosa, inteligente. Así la describen quienes
trabajan con ella. Tan cerca, que tocan su sudor, conocen su
aliento, soportan sus momentos quisquillosos, comparten sus
mejores días y cumplen sus caprichos de diva. Productores,
diseñadores, músicos, bailarines. Todos, admiradores, también,
como el resto de los mortales, quienes reconocen que sin ella es
imposible entender el mundo material y la pérdida de la virginidad
musical. ¿Siempre adelante? Quizá. Lo cierto es que en cada
paso, Madonna, establece las reglas de hacia donde se tiene que
dirigir la escena de la música pop.

Lo vuelve a hacer. Se embarca en una nueva gira, Sticky & Sweet,
donde por fin, México figura en la lista de los elegidos. La reina
regresa al Foro Sol, los próximos 29 y 30 de noviembre. Quince
años después, dejando atrás aquella extra rubia que escandalizó
al más conservador de los mexicanos con su The Girlie Show
Tour (1993). Una época en la que, mientras algunos trataban de
boicotear su presentación, otros esperaban ver cómo Madonna
cambiaba, para siempre, la forma de hacer espectáculos. Hay
que recordar que 3 años atrás, sus corpiños cónicos, diseño de
Jean-Paul Gaultier, ya habían sacudido la historia.

Ahora, su lugar es intocable. En agosto cumple 50 años y
evolución es una palabra que le queda corta. En la mitad de su
vida pasó de la chica rubia, muy urbana y neoyorquina, al sensual
estilo Monroe, que le ayudó a desarrollar su propio sello cargado
de sexualidad y provocación, para luego transformarlo en
músculo, flexibilidad y espiritualidad. Esta última, la etapa de
mayor admiración entre hombres y mujeres. También la de más
creatividad, que permeó a otras áreas como la literatura infantil, el
diseño de modas, el cine y los negocios.



Después de su disco Ray of Light (1998), y su marcado sonido
británico, Madonna cerró el siglo XX como un ícono de la cultura.
Lo extraordinario es que entró al siguiente con Music (2000), uno
de sus trabajos más exitosos. Pauta para volver al escenario,
después de 11 años, con Drowned World Tour (2001). Sin
embargo, no sería hasta su propio autohomenaje en los MTV
Music Awards de 2003, y el beso a Britney Spears y Christina
Aguilera, que se plantó ante el mundo como la única reina del
pop; dejando el camino a dos nuevas princesas, que ninguna
pudo seguir. Sin herederas, el trono sigue siendo suyo.

Vendrían dos giras más Re-Invention Tour (2004) y Confessions
Tour (2006), los espectáculos más elogiados por la crítica y el
público. Espacios que Madonna aprovechó para lucir su
condición física, sus creencias y convicciones artísticas, rodeada
de un intenso glamour. Sticky & Sweet promete superar a las dos
anteriores. Un escenario espectacular, la compañía de sus
bailarines y un concierto como nadie lo ha hecho es la promesa
de esta artista, para promocionar su nuevo material Hard Candy,
que asegura, creó sólo divertirse. Aun así, rompió el esquema.

Funk, dance y hip hop en sencillos como “4 minutes” y “Give It 2
Me” es el resultado de juntarse con Pharrell Williams, Timbaland,
Nate Danja Hills y Justin Timberlake. Música para bailar y el
regreso al sonido norteamericano. Las altas ventas lo reclaman
como un éxito. El siguiente en la lista de esta mujer provocadora,
que ha sido casi todo y aunque lo niegue, una control freak,
según palabras de Timberlake, en la ceremonia donde Madonna
ingresó al Salón de la Fama del Rock & Roll. No por nada,
señoras y señores, su alteza llegó ahí.

10 tips para sobrellevar o deshacerte de los haters

Seguro tus estados en Facebook, tus tuits y hasta las selfies que subes en Instagram han sido trolleadas sin motivo aparente por personas a las que quizá ni conoces. Si es así, te informamos que te has convertido en una víctima de los haters, esas personas cuyo principal hobbie es molestar.

No te asustes y checa cómo deshacerte de ellos:
1. Eliminalos de tu lista de amigos: Si no son tus BF y te molestan, es porque quieres. Diles bye.
2. Bloquéalos de tu vida: No los puedes desaparecer del mundo pero sí de tus redes.
3. No te enganches: A veces uno se hace fan de sus haters, y deja algún mensaje para provocarlos, ¡no lo hagas!
4. Que no te pesquen: Los haters son experimentados, así que no caigas ante sus provocaciones o te molestarán una y mil veces más.
5. No respondas a sus ofensas: Si lo haces puedes acabar siendo una de ellos.
6. No des importancia a sus críticas, burlas o insultos: Al hacerlo les darás el poder de arruinar el color de tus días.
7. No celebres los ataques que hacen a otras personas: Si no quieres que te lastimen a ti, no te rías si dañan a alguien más.
8. No les sigas el juego: Entre menos atención les des, es más fácil deshacerse de ellos, ignóralos.
9. No cambies tu esencia: Mantente fiel a tus sueños y a tu manera de ser. Si cambias, ¡habrás perdido la batalla!
10. Toma con humor sus críticas: Ríete de lo que dicen, así les demostrarás que han fracasado.

Oasis

Palacio de los Deportes, México, D.F.

Viernes 28 de noviembre, 20:30 horas
Arena VFG, Guadalajara, Jalisco

Oasis se suma a la oleada de buenos conciertos para cerrar el
año. Regresan al Palacio de los Deportes, no para revivir la
experiencia de hace 2 años, sino dejar huella de una mejor.
Nuevo disco de estudio, Dig Out Your Soul, después de 3 años, y
una alineación, que ahora sí parece la buena, (si los Gallagher no
deciden otra cosa), es lo que les espera a los fieles fanáticos de
esta banda inglesa.

Los mismos que saben, que en los noventa, después del grunge
americano, el sonido británico del rock pop se plantó directo en
manos de un par de hermanos originarios de Manchester, locos,
lengua larga y mal hablados, quienes establecieron que la
sangre carnal es ese tejido fluido que se estira, se ama y de odia
de igual manera; pero que si se combina con la creación de la
música, la intensidad puede sobrepasa cualquier medida.



Ése también es el sello de Oasis como grupo, la relación de los
Gallagher, quienes hasta hace poco podían escenificar la mejor
pelea familia en pleno escenario. Liam encabritado, dejando a
Noel solo, mientras del puro berrinche se sentaba a tomar
cerveza y fumar un porro de mota, ¿por qué no? Liam y su famosa
pose al cantar que le da ese sonido tan particular, muy a lo
Lennon; su estilo rockstar soberbio y busca pleito, que al igual
insulta a un fan que a un periodista, o un cantante. Noel,
sarcástico y respondón, pero con una extraordinaria capacidad
para escribir canciones. Todo en conjunto forma parte de un
ícono del mundo el rock.

A pesar de ser grandes vendedores de discos, después su
primer trabajo Definitely Maybe (1994), seguidos del exitoso (What’
s the Story) Morning Glory? (1995), también han pasado por
rachas no tan buenas, y eso el algo que vivieron pronto, cuando
Be Here Now (1997) no alcanzó el nivel de ventas y de crítica, a
pesar de contar con sencillos que ahora son todo un clásico
como “Stand By Me”, “All Around the World” y “Don’t Go Away”. Más
adelante, la salida de Paul Arthurs y Paul McGuigan, en plena
grabación de Standing on the Shoulder of Giants (2000) junto con
más bronca, escándalos y peleas en bares, requirió de un
reajuste, que sólo se vino a dar con el tiempo y una producción
más, Heathen Chemistry (2002).

Con una actitud, que roza ligeramente la madurez, Liam, Noel,
Andy Bell, Gem Archer y un entrante, y al parecer, oficial Zak
Starkey, presentaron Don’t Believe the Truth (2005) con el que
volvieron a retomar esa fuerza creativa que los colocó a la cabeza
de los charts. Liam más dispuesto a contribuir con sus letras,
como su explosiva “The Meaning Of Soul”, al igual que Gem y
Andy que contribuyeron con las suya, dieron buenos resultados
en la lírica del grupo. Sin embargo fue “Lyla” la canción de
batalla, con la que le encargaron de recordarle al mundo, por qué
son unos mancunianos geniales. El BRIT Award que les
otorgaron en 2007 es la confirmación, de su “notable contribución
a la música”.

Que si Liam sacará un álbum como solista. Que si ya no alcanza
las notas por culpa del cigarro y el alcohol. Que si Noel quiere
escribir más y cantar menos. Que si escogió a Zak Starkey sólo
por ser hijo de Ringo Starr. Es parte de la historia de la banda, y
que a la vez los vuelve míticos. Oasis ya tiene su lugar en la
historia de la música y avanzan a su propio estilo, sin mirar a los
nuevos grupos; sólo respetan a los Beatles, The Who, The Stone
Roses. Regresan para dar un concierto que por nada hay que
perderse. Para fortuna de muchos, la mecha británica está a
punto de encender, otra vez.

Ska-P

Foro Sol, México, D.F.

“Comienza una nueva etapa, ya estamos más viejos, pero de lo
que si estoy seguro es de que volvemos con muchas ganas.
Seguiremos en la brecha, tocando los huevos al sistema, a los
poderosos, a los explotadores, a los maltratadores y asesinos,
etc… Y apoyando a los más desfavorecidos, a los que están a la
sombra y son víctimas de un muy imperfecto sistema global”. De
esta manera anuncia Ska-P, la mítica banda de ska española, su
regreso a los escenarios.

Después de 3 años de ausencia, la banda integrada por Pipi,
Pulpul, Joxemi, Kogote, Luis Mi, Txikitin y Gary vuelve a
presentarse ante sus seguidores con esa frenética energía de
ska, punk y hard core: la delirante combinación que los hizo
conquistar Latinoamérica y Europa desde su fundación en 1994.

El barrio de Vallekas, el ritmo trepidante, las rabiosas consignas
contra el racismo, la milicia, las corridas de toros, la corrupción
política; este energético potaje volverá a disfrutarse gracias a un
nuevo disco (el séptimo en estudio) con 12 cortes, además de
una minigira que hará escala obligada en la ciudad de México.



Ska-P, que saltó a la fama en 1996, sigue siendo un referente
obligado para el universo de la música ska. Discos como Vals del
Obrero, Planeta Eskoria, Qué corra la voz, así como su
impresionante álbum en vivo, Incontrolable, forman parte del
imaginario colectivo en lengua hispana. Su canción
“Legalización”, donde intentan entrarle al debate en torno a la
despenalización de la marihuana, se encuentra entre los
momentos más importantes de su trayectoria. También son
inolvidables éxitos como “Estampida”, “El vals del obrero” y
“Welcome to hell”, que los convirtieron en una leyenda entre la
banda mexicana, incluso cuando aún no tocaban en nuestro país.
Y a quienes se les hizo verlos en el Vive Latino de 1999, saben de
qué calibre es su voltaje. Los que lo saben, y los que sólo
conocen de oídas su energía escénica, podrán volver a
constatarlo en su concierto (el primero después de 3 años) en el
Foro Sol de la ciudad de México.

La fecha para el reencuentro de Ska-P y el público mexicano será
el jueves 20 de noviembre. La preventa Banamex se hará a partir
de los días 10 y 11 de julio, y la venta al público en general
arrancará el 12 de julio, en las taquillas del inmueble y el sistema
Ticketmaster.

Joe Jackson

Teatro Metropólitan, México, D.F.

Ningún lugar ofrece una atmósfera tan adecuada para el
legendario Joe Jackson como el Teatro Metropólitan, lugar de
encuentro entre el público mexicano y este músico que ha
navegado las aguas de diversos géneros con mucho éxito. En
esta visita, Jackson promoverá Rain, su nueva producción
discográfica, que ofrece un pop elegante sin demasiadas
complicaciones.

Jackson es un personaje complejo de la música popular. Es
quizás mejor recordado por éxitos de finales de los años 70 y
principios de los 80 como “Is She Really Going Out With Him?”,
“Steppin’ Out” y “You Can’t Get What You Want (Till You Know What
You Want)”, a pesar de que ha recibido media docena de
nominaciones al Grammy desde 1979 y hasta 2001. Es decir, por
lo menos para gusto de los críticos, su talento ha sido relevante
por más de 20 años, un logro que no cualquiera puede presumir.

Joe tuvo una infancia difícil. Su familia era más bien pobre y él
muy enfermizo. Desde muy chico le diagnosticaron asma y sufrió
ataques hasta su segunda década de vida. Como no podía
practicar deportes, volcó sus energías hacia la literatura y la
música: Estudió violín y algunos instrumentos más, pero cuando
sus padres le compraron un piano de segunda mano decidió que
sería compositor. A los 16 años consiguió su primer trabajo
formal como músico al ser contratado como pianista en un pub.
Al poco tiempo obtuvo una beca para estudiar música y empezó a
componer temas inspirados en el rock, pues antes era seguidor
de las grandes bandas de jazz.



Su carrera discográfica comenzó en 1979 y, por esas cosas del
destino, al hacerse relativamente famoso con un tema con ritmo
new wave, muchos lo consideraron por siempre dentro de esa
categoría musical. Sin embargo, Jackson ha pasado por el pop,
el reggae, el blues, el rhythm and blues, la salsa, el jazz, la
música clásica y las bandas sonoras de varias películas. La
única vez que pudo levantar el Grammy fue en 2001 por el disco
Symphony No 1, aunque antes había sido nominado por Night
and Day y Steppin’ Out, además de Mike’s Murder y Tucker dentro
de la categoría de música original para cine.

Además de música, Jackson escribió también un libro llamado A
Cure for Gravity, una especie de autobiografía que comienza en
su temprana niñez y termina en su cumpleaños 24, justo una
semana antes de grabar su álbum debut. La reseña que apareció
en el New York Times decía que el libro es “en parte una
memoria y en parte un discurso sobre el arte de hacer música…
Se trata de una mirada inteligente y cohesiva dentro de la mente
de un artista”.

Tal vez una buena manera de apreciar el eclecticismo musical
que lo caracteriza sea con algunos covers que se han grabado de
sus temas. La diversidad es tal que encontramos a la banda
metalera Anthrax haciendo su propia versión de “Got The Time”
en 1990 y a Tori Amos en 2001 ofreciendo su versión de “Real
Men”. Por si fuera poco, otra de sus canciones (“Steppin’ Out”) se
usó como parte del videojuego Grand Theft Auto: Vice City.

Con toda esa historia, Joe Jackson se presentará ante el público
mexicano. La cita será será el próximo miércoles 19 de
noviembre en el Teatro Metropólitan. Los boletos estarán
disponibles en preventa Banamex los días 1 y 2 de septiembre.
La venta al público en general será a partir del 3 del mismo mes,
en el sistema Ticketmaster (Mix Up, Discolandia, Liverpool,
Comercial Mexicana, al 5325 9000 y en www.ticketmaster.com.
mx).

R.E.M

Auditorio Nacional, México, D.F.

¿Cuál será la canción emblemática de los años noventa? ¿”Smell
Like Teen Spirits”? ¿”Wonderwall”? ¿Y qué tal si también
proponemos “Losing my Religión”, aquella rola de R.E.M. que le
dio la vuelta al mundo y los hizo –junto con otras bandas como
The Pixies o Nirvana– iconos de la sensibilidad juvenil de fin de
siglo?

La banda originaria de Athens, Georgia, Colorado (comandada
por Michael Stipe, con Peter Buck en guitarra, Mike Mills en el bajo
y Bill Berry en la batería) ha sabido encontrar el código de su
tiempo con una propuesta musical que amalgama el postpunk
con el folk y el pop, lo que generó algunos de los álbumes más
importantes de las últimas dos décadas, como Out of Time,
Automatic for the People o New Adventures in Hi Fi.

Desde su debut en 1980 como los Twisted Kites, R.E.M. ha
sabido evolucionar su estilo, desde los remanentes del punk y el
sonido garage, hasta formas más refinadas de pop, sin perder
por eso su virulencia. Lo mismo sucede en sus formas de
promoción, pues han preferido escalar por todo tipo de
escenarios, desde discretos clubes hasta enormes auditorios.
Esta versatilidad les ha permitido mostrar su trabajo ante una
muy amplia gama de audiencias, las cuales han crecido y
madurado al mismo ritmo de la banda.



Su primer disco, de 1983, es Murmur, considerado por muchos
críticos como uno de los mejores álbumes de rock de los años
ochenta. Siguieron Reckoning (1984), Fables of the
Reconstruction (1985) y Lifes Rich Pageant (1986), discos que
les permitieron consolidar su sonido característico y dar rienda
suelta a las letras melancólicas de Stipe.

Su primer éxito a gran escala fue el sencillo “The One I Love”, de
Document (1987). A partir de entonces se desprendió del resto de
las bandas garage de su época y empezó a consolidarse como
una de las bandas pop más importantes de finales de los
ochenta. El lanzamiento de su álbum Green obligó a un enorme
tour que los llevó de los pequeños antros a los grandes
escenarios. R.E.M. nunca se ha sentido muy cómodo en estos
ambientes a gran escala, por lo que después del tour decidieron
tomar distancia durante 6 años de las giras.

Sin embargo, en ese tiempo crearon sus dos discos más
importantes hasta ahora: Out of Time (1991) y Automatic for the
People (1992). Del primero se desprende “Losing my Religion”,
uno de los himnos indiscutibles del fin de siglo. El Automatic… ha
sido descrito como oscuro y melancólico, que hace contrapeso a
las estridencias grunge de la época.

Hasta 1995 regresaron a las giras, promoviendo su disco
Monster. Para entonces la posición de la banda había cambiado,
ya eran reconocidos como uno de los principales bastiones del
rock alternativo y se les situaba al nivel de bandas como U2 o
Nirvana. La gira, que incluyó 130 conciertos por todo el mundo, no
estuvo exenta de problemas. Barry sufrió un aneurisma cerebral
cuando el grupo estaba en Suiza y estuvo al borde de la muerte.
El percance obligó al baterista a abandonar al grupo 2 años
después, luego de grabar el disco New Adventures in Hi Fi. Los
fanáticos del “primer R.E.M.” consideran que con esta deserción
se perdió parte importante del espíritu de la banda.

Ciertamente, la salida de Berry llevó al ahora trío a una crisis, que
no impidió la producción de dos nuevos discos, Up (1998) y
Reveal (2001), donde la banda experimenta con sonidos
electrónicos. Su entrega de 2004, Around The Sun, se caracterizó
por su fuerte carga política y crítica hacia las políticas
estadounidenses, con canciones como “Final Straw” que
protestaba abiertamente contra la guerra de Irak.

En abril pasado apareció su más reciente entrega, Aceleratte,
producido por Jacknife Lee, donde se recuperan los sonidos
garage de los viejos tiempos. R.E.M. tiene carácter de leyenda y lo
refrenda en su nueva gira, donde totalmente renovados, harán el
recuento de más de dos décadas de carrera. Así que no puedes
perdértelos este 18 de noviembre en el Auditorio Nacional.
Consigue tus boletos desde el 6 de agosto, en el sistema
Ticketmaster (Mix Up, Liverpool, Comercial Mexicana, Ghandi, al
5325 9000 y en www.ticketmaster.com.mx).